Hans Hinterreiter. SWF 103, 1973
Hans Hinterreiter. SWF 103, 1973. Acrílico sobre lienzo 66 x 92 cm. Colección Chantal y Jakob Bill HANS HINTERREITER

Pasó casi toda su vida en Ibiza donde se instaló en los años 30 recién llegado de Suiza. Sin embargo, Hans Hinterreiter (1902-1989) no es un artista demasiado conocido en nuestro país. Consciente de ello, el Museu Fundación Juan March en Palma recupera su trabajo en una retrospectiva que incluye unas 75 obras inspiradas en patrones geométricos, la música y las teorías del color.

Hinterreiter llegó a la pintura tras estudiar matemáticas y arquitectura. En ese momento descubre la teoría del color sistematizada por el químico y premio Nobel Wilhelm Ostwald y decide dedicar todos sus esfuerzos a desarrollar un planteamiento teórico y práctico.

Por un lado, el suizo daría forma a dos peculiares artilugios llamados Formorgel (órgano de la forma) y Farborgel (órgano del color), que le permitían obtener múltiples combinaciones formales y cromáticas a partir de estructuras geométricas elementales. Además, reunió sus conocimientos en dos libros Belleza geométrica (1958) y El arte de la forma pura (1978).

El resultado de toda una vida dedicada a la geometría puede verse ahora en esta exposición comisariada por Jakob Bill, a la par hijo de Max Bill, el creador del círculo de arte abstracto-concreto al que se asocia el estilo de Hinterreiter. La muestra, que podrá verse hasta el 26 de mayo y pasará a continuación al Museo de Arte Abstracto de Cuenca, es una de las retrospectivas más completas que se han hecho del suizo. En 1973 se realizó una en Winterthur, su ciudad natal, y en 1988 otra en el Guggenheim de Nueva York.

Teniendo muy en cuenta que el artista imaginó su obra ligada de forma irremediable al movimiento, se ha añadido como complemento un ciclo de cine experimental titulado La abstracción en movimiento (1921-2010), que incluye una selección de veinte películas que van desde las vanguardias de los años 20 a nuestros días y exploran la relación entre forma, color y música.

Este ciclo ha sido concebido por MAD, las creadoras de Punto y Raya, incluye nombres clásicos como los de Man Ray, Hans Richter, Marcel Duchamp, Walter Ruttmann, Oskar Fischinger, László Moholy-Nagy y creadores contemporáneos como Larry Cuba, Adam Beckett o Aurora Gasull-Altisent.