Educación ha señalado en una nota que "a lo largo de toda la mañana se ha seguido el protocolo establecido". El procedimiento habitual, en caso de condiciones atmosféricas adversas, depende de la situación concreta y puntual de cada centro educativo, que puede y suele variar notablemente según las zonas geográficas, el número de alumnos transportados y otros factores a tener en cuenta.

Según el departamento, en cada caso ha de ser el centro educativo quien interprete la dificultad de acceso y tome la decisión que concierne a su comunidad educativa y remita la información pertinente a su alumnado y al propio Departamento de Educación.

Así pues, siguiendo el procedimiento habitual, el Servicio de Inspección ha recopilado la información remitida por los centros educativos a lo largo de la jornada escolar.

Además, a primera hora de la mañana el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra ha desmentido una comunicación falsa que estaba siendo difundida por redes sociales y otras vías, que hablaba de la suspensión generalizada de las clases en los centros educativos de la Comunidad foral. Desde el Departamento se ha informado tanto a la opinión pública, como a todos los centros, de que no era una comunicación oficial.

En lo que se refiere al servicio de transporte escolar, no consta ninguna incidencia grave. No obstante, no se han podido realizar aproximadamente la mitad de las rutas habituales. Los autobuses han tenido que volver al punto de partida por orden de la Policía Foral o por el mal estado de la calzada, cruces de vehículos, etc. En algunos casos, han retornado al alumnado antes de lo previsto, dado que el profesorado no había podido llegar a los centros.

Consulta aquí más noticias de Navarra.