Operación de la Guardia Civil
La Guardia Civil en una operación contra una banda organizada. GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha desarticulado recientemente un grupo criminal organizado formado por ciudadanos colombianos que se había especializado en robos en domicilios de empresarios de origen chino. Los detenidos vigilaban estrechamente con sofisticados medios tecnológicos como cámaras ocultas y dispositivos de localización GPS a estas personas y aprovechaban su ausencia para entrar a robar en sus casas. Los delincuentes habían actuado ya en Madrid capital, Arroyomolinos, Ciempozuelos, Griñón, Las Rozas, Majadahonda, Pinto, Torrejón de la Calzada y Valdemoro.

La operación, denominada Hábitat Cauca, es el último golpe que los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado han dado a las bandas especializadas que se dedican a robar en las viviendas de la Comunidad de Madrid, actividad delictiva que el año pasado disminuyó en la región un 25%, según datos adelantados por la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa. En 2016, el número robos en domicilios de la Comunidad de Madrid ascendió a un total de 15.675, casi 4.000 más que en el año 2017 (11.757).

Esta notable disminución es consecuencia de los planes Domus y Hábitat de la Policía Nacional y la Guardia Civil, respectivamente. El más reciente es el Domus—casa en latín—, un operativo de coordinación en el que están implicados agentes de Seguridad Ciudadana, de la Policía Judicial y de la Policía Científica de todas las comisarías de la capital y de la región.

Esta iniciativa se puso en marcha en marzo de 2016 y desde entonces ha permitido la realización de hasta 22 operaciones policiales y la detención de casi 800 personas durante el año pasado. Además, se desmantelaron 9 grupos organizados itinerantes y especializados en este tipo de robos.

La mayoría de estos delincuentes son de nacionalidad extranjera, sobre todo albaneses, georgianos y rumanos . "Están muy preparados y conocen lo último en tecnología", señalan fuentes de la Guardia Civil, que explican que estos grupos no solo actúan en la Comunidad de Madrid. «Se mueven por toda la geografía nacional, aunque siempre tienen su cuartel general en un sitio fijo. Suelen robar en chalets apartados», añaden las mismas fuentes.

Datos de Interior

El Ministerio del Interior aún no ha publicado las cifras completas de criminalidad del año pasado, pero la tendencia del primer semestre (del 1 de enero al 30 de junio), donde los robos en casas aumentaron un 25,6%, permiten afirmar que la tendencia se mantuvo durante el segundo semestre del año.

Según estos datos, entre enero y junio, las localidades que registraron un mayor incremento porcentual de estos delitos fueron San Fernando de Henares (-68%), Pinto (-65%), Parla (-57%), Galapagar (-53) y Pozuelo de Alarcón (-51%). En Madrid capital, el municipio con un mayor número de robos en domicilio de la región, la reducción alcanzó el 27%.

Esta actividad criminal solo subió en cuatro localidades madrileñas: Tres Cantos (+27%), Rivas-Vaciamadrid (+17), Arganda (+10) y San Sebastián de los Reyes (3,5%). El balance que hace Interior periódicamente recoge la criminalidad en poblaciones con más de 30.000 habitantes.

Consulta aquí más noticias de Madrid.