Carlos de Almeida y José Ángel Sospedra (CBRE)
Carlos de Almeida y José Ángel Sospedra (CBRE) EUROPA PRESS

Tanto es así que durante el primer semestre de 2018, se prevé que salgan al mercado entre 10 y 15 nuevas promociones en Valencia, que se sumarían a los más de 60 proyectos que se encuentran actualmente en comercialización y "todo apunta que el stock de suelo urbano en la ciudad de Valencia se verá agotada en los próximos 3 ó 4 años".

Así se desprende del informe elaborado por CBRE, compañía de consultoría y servicios inmobiliarios, que ha sido presentada este miércoles por el director de Obra Nueva de CBRE España, Carlos de Almeida, y el director de la oficina de CBRE en València, José Ángel Sospedra.

El estudio señala que las zonas en las que se concentra un mayor número de proyectos son Malilla, Quatre Carreres y Benicalap. "Se han convertido en áreas de expansión muy valoradas en el mercado, ya que es posible adquirir viviendas nuevas con buenas calidades y que cuentan con dotaciones de zonas comunes, a precios más asequibles que en otras zonas más consolidadas", ha señalado Carlos de Almeida.

EL 96% DE LAS TRANSACCIONES SON VIVIENDA DE SEGUNDA MANO

Además, el estudio refleja que el número de transacciones registradas en la venta de viviendas en Valencia ha sido de 8.068 hasta finales de 2017, un 26% más que en el mismo período del año anterior. Y "aunque las transacciones de segunda mano todavía representan un 96% del total, el número de ventas de vivienda nueva sigue aumentando respecto a años anteriores", ha apuntado José Ángel Sospedra.

Según el director de la oficina de CBRE en València, "este incremento ha sido propiciado por los bajos tipos de interés y el aumento del número de hipotecas concedidas".

En cuanto a la demanda, cabe destacar el "cambio en la mentalidad" de los inversores, que cada vez es más notable debido al acceso a información detallada sobre los proyectos, y que hace que sus decisiones se basen en un número de factores más amplio, ha apuntado.

En este sentido, ha asegurado que "los clientes ya no determinan su decisión de compra sólo por el precio, ahora también valoran otros aspectos como las zonas comunes, el nivel de eficiencia energética o la posibilidad de elegir acabados y mejoras para personalizar las viviendas en función de sus necesidades".

FUERTE INTERÉS PROMOTOR DE ORIGEN EXTRANJERO

El informe de CBRE resalta que la "tendencia positiva" iniciada en ciclos anteriores se ha reforzado manteniendo a Valencia y Alicante como referencia y subraya que la llegada de capital ha venido de la mano de un "fuerte interés promotor de origen extranjero" que se ha visto respaldado por la rápida asimilación de vivienda de obra nueva a tenor de las pre-comercializaciones que se han realizado en 2017 y que, según Sospedra "demuestran, un año más, el buen momento que vive la comunidad autónoma".

A su juicio, la inflación que se ha observado en determinadas zonas ha sido generada por la unión de dos factores principales: el gran interés de los inversores y la escasez de producto que se adecue a los requerimientos o patrones de inversión. "Esto ha propiciado un incremento del precio a nivel general", ha agregado.

ZONAS MÁS DEMANDADAS: PATRAIX, NOU CAMPANAR, MALILLA, QUATRE CARRERES

En la ciudad de València, las zonas más demandadas se concentran en cuatro puntos principales. Patraix, con transacciones que rondan los 400€/m2, ha visto como el precio ha aumentado un 25% durante el pasado año. Por otro lado, Nou Campanar ha sufrido el incremento en los precios de los suelos pasando de 500€/m2 a final de 2016, a más de 800€/m2 en algunos casos en los últimos meses de 2017.

En Malilla Norte sin embargo, una vez terminadas las obras de urbanización, han comenzado las obras de las primeras construcciones residenciales. Ha demostrado estar en auge con repercusiones cuyo incremento ha pasado de 300€/m2 en 2016 a más de 520€/m2, lo que ha supuesto una evolución del precio de más del 70% en 2017. Finalmente en Quatre Carreres, se ha superado la horquilla en la que se encontraba -entre 300 y 500 €/m2- con un precio que alcanza los 600€/m2.

"Este año prevemos que la demanda se focalizará en los desarrollos ubicados dentro de la ciudad en los que aún hay disponibilidad de suelo, como son Benicalap, Patraix y Moreres, y veremos por primera vez desde 2008 como vuelve el interés en las zonas de expansión natural de la ciudad y su área metropolitana, puesto que todo apunta a que el stock de suelo urbano en la ciudad de València se verá agotado en los próximos 3 ó 4 años", ha augurado Sospedra.

Esto abocará a la demanda a "salir del área metropolitana en cuatro cinco años cuando se agote suelo residencial" de la ciudad, ha avanzado el analista. De hecho, ya se está reactivando la demanda en Torrent, La Canyada o Alfafar, cuando "hasta ahora no había" y cuando el mercado de València se encarezca volverá a haber más demanda ahí, ha aseverado.

"IMPOSIBLE ENCONTRAR NADA POR MENOS DE 200.000 EUROS"

El director de Obra Nueva de CBRE España, Carlos de Almeida, ha explicado que el aumento del precio final es desigual en cada barrio, aunque ha apuntado que València, siendo la tercera ciudad española, tiene un precio de la vivienda inferior al de otras capitales pero con la tendencia de precios al alza va a ser "imposible" encontrar obra nueva por menos de 200.000 euros".

En este sentido, Almeida ha señalado que durante los años de crisis los precios en València cayeron "muchísimo" y ahora se va a producir una "corrección", se va a poner "en línea con otras ciudades", ha asegurado.

Durante 2017, CBRE Valencia ha prestado asesoramiento a diversas operaciones cuyo volumen total ascendió a los 200.000 m2.

Consulta aquí más noticias de Valencia.