Abeja, Apicultura, Girasol, Miel
Abeja, Apicultura, Girasol, Miel EUROPA PRESS

Una sentencia del juzgado contencioso-administrativo de Lleida obliga a la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad a indemnizar a cinco apicultores de Lleida y a uno de Girona con 56.000 euros por los perjuicios causados en sus colmenas por el abejaruco, un pájaro protegido que come abejas.

El responsable del sector apícola de Unió de Pagesos Josep Maria Claria ha explicado que el conflicto comenzó en 2014, cuando 50 apicultores reclamaron por la vía administrativa y la Conselleria rechazó la petición por lo que 30 presentaron recurso que también fue rechazado y después seis fueron al Tribunal de lo contencioso administrativo.

Claria ha explicado que la sentencia abre la vía a que Generalitat atienda las reclamaciones y que, si no lo hace, los productores irán todos los años por la vía contenciosa administrativa.

La organización agraria Unió de Pagesos y las cinco asociaciones de apicultores catalanas consideran positivo el reconocimiento que hace esta sentencia, que es firme, de los importantes daños que provoca el abejaruco en el sector de la apicultura, al tiempo que consideran que hay que trabajar para conseguir una solución consensuada con la Administración para la coexistencia de las dos especies, según un comunicado de la organización agraria.

Las entidades piden al Gobierno que vuelva a publicar la ayuda para hacerlas compatibles, que se otorgó entre 2005 y 2012 pero luego se eliminó por falta de presupuesto.

El abejaruco causa pérdidas en la apicultura porque provoca la inhibición del trabajo de las abejas, que no salen de las colmenas y, por tanto, baja la producción y su efecto depredador sobre la abeja reina puede suponer la pérdida de la colmena.

Consulta aquí más noticias de Lleida.