Elena Laseca y Fernando Rivarés, hoy en el Ayuntamiento
Elena Laseca y Fernando Rivarés, hoy en el Ayuntamiento EUROPA PRESS

El consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha justificado el cese de la gerente de la sociedad municipal Zaragoza-Cultural, Elena Laseca, para llevar a cabo una reorganización que afectará a la estructura.

"No habrá gerente en Zaragoza-Cultural", ha zanjado Rivarés, para añadir que este cargo lo asumirá el director general de Cultura, Saúl Esclarín, y ha aportado el dato de que supondrá un ahorro de 65.000 euros anuales correspondiente al de un cargo de alta dirección como el de la exgerente.

"Estoy orgulloso de la gestión de Elena Laseca, ha sido impecable" y en concreto se ha referido a la celebración de las dos últimas ediciones de las fiestas del Pilar que "han sido las más rentables socialmente".

En declaraciones a los medios de comunicación, Rivarés ha contado que el cese obedece a la "propuesta de reestructuración" que se llevará a cabo en otra sesión, y que hará de la Zaragoza-Cultural una sociedad "más horizontal, acorde al siglo XXI y al modelo de cogestión cultural de la ciudad".

Ha avanzado que la reestructuración conllevará la creación de la unidad de Cultura Comunitaria, "que se debería haber creado hace tiempo porque crecen este tipo de proyectos" como el de Harinera ZGZ. Además, habrá un puesto nuevo de dirección de cooperación y otro de producción nueva, pero ambos se cubrirán por promoción interna y "no se darán a dedo", ha aclarado.

"La reestructuración saldrá más barata porque la sociedad se ahorra el salario de la gerente de 65.000 euros" ha reiterado, para estimar que aunque los cambios conlleven algún gasto no superarían los 18.000 euros por lo que restado del sueldo de Laseca "serían unos 50.000 euros de ahorro al año".

Este cambio organizativo "no está pensado con criterios basados en las personas, sino en disponer de una estructura más horizontal. Además el programa electoral de ZEC ya recogía que el área tenía que ser más compartida y colaborativa".

DISCREPANCIAS

Por su parte, Elena Laseca ha asegurado que estos dos años al frente de la gerencia de Zaragoza-Cultural han sido una etapa "muy agradable y una gran experiencia", pero ha reconocido que ha habido discrepancias con la propuesta de reestructuración.

"Si hay una falta de confianza, el cese se produce y es lo normal y yo sabía que cabía esa posibilidad cuando accedí al cargo" ha expuesto a la salida del consejo de administración de Zaragoza-Cultural.

En declaraciones a los medios de comunicación, Elena Laseca ha contado que se han producido "discrepancias internas" y ha añadido que esas diferencias las ha expuesto en el consejo de administración al ser el foto donde procede y ha preferido "no dar más detalles".

Finalmente, ha apuntado que es funcionaria del Ayuntamiento de Zaragoza y volverá al puesto que ejercía antes de acceder a la gerencia de la sociedad municipal.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.