En un comunicado, el Consistorio irundarra ha indicado que desde la noche de este pasado martes y por las previsiones de nieve, se había echado sal en algunas de las principales vías de acceso al centro de Irun como la avenida Iparralde o Elizatxo.

El servicio de autobuses urbanos ha quedado suspendido en las primeras horas de la mañana de este miércoles y a mediodía, con las carreteras más limpias, las vías de la ciudad han quedado abiertas en su totalidad y se ha retomado el servicio de autobuses urbanos.

Como incidencia más destacada registrada por la Policía local, el Ayuntamiento se ha referido a un accidente en la variante que ha obligado a desviar temporalmente el tráfico por el centro de Irun.

Agentes municipales han atendido principalmente algunos avisos por golpes de vehículos causados por deslizamientos en la carretera y sin lamentar daños personales, si bien han causado afecciones en el tráfico.

La Brigada municipal de mantenimiento se ha unido durante esta mañana a los trabajos de limpieza priorizando pasos de cebra y rebajes de acera.

En total, más de un centenar de personas activadas, entre los que se incluyen los efectivos de Servicios de Txingudi con una máquina quitanieves han actuado en zonas estratégicas, y efectivos de Policía local también han colaborado con palas y rastrillos abriendo las carreteras más problemáticas.

Con la alerta naranja desactivada, el Ayuntamiento prevé que la situación mejore a lo largo de las próximas horas. No obstante, ha pedido "precaución".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.