Un familiar del menor avisó de la desaparición al 112 en torno a las 20,10 horas de este martes e informó de que el niño había sido visto por última vez en el cortijo La Molina.

Desde el teléfono único de emergencias se activó a la Guardia Civil, a la Policía Local, a la Unidad Adscrita a la Junta del Cuerpo Nacional de Policía, a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), al Grupo de Emergencias Andalucía (GREA), al Centro Operativo Provincial (COP) de Infoca, a Agentes de Medio Ambiente, a las Agrupaciones Locales de Voluntariado de Protección Civil de Níjar, Carboneras y Olula del Río.

El dispositivo estuvo operativo hasta las 4,00 horas de madrugada y se ha reanudado en la mañana de este miércoles, según precisa el 112, que explica que el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) ha desplegado un Puesto de Mando Avanzado (PMA) desde el que se están llevando a cabo las labores de coordinación y comunicaciones entre todos los participantes.

Por su parte, en declaraciones a los periodistas en Sevilla, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha indicado la Policía Judicial mantiene abierta una investigación en busca de pistas sobre el paradero del menor, ya que por el momento "no nos consta ningún dato en relación con las circunstancias familiares o personales" que apunte a otra hipótesis.

Sanz ha detallado que no se tiene noticia del paradero del menor desde que abandonó a las 15,30 horas la casa de los abuelos, aunque la desaparición no fue denunciada a la Guardia Civil hasta las 20,00 horas porque pensaban que podía estar en casa de unos primos localizada a 25 metros.

Sanz ha agradecido la labor de los voluntarios que participan en el dispositivo liderado por la Guardia Civil en coordinación con las autoridades municipales y ha confiado en que el "amplio" despliegue realizado para localizar al menor ofrezca "resultado positivo lo antes posible".

Consulta aquí más noticias de Almería.