Según han explicado fuentes policiales, el presunto ladrón actuaba aprovechando la entrada de las ancianas en los edificios (en el entorno de calle Gran Vía) y se hacía pasar por un vecino más, ofreciéndose incluso a ayudar a las mujeres a llevar sus bolsas.

A continuación se metía con ellas en los ascensores y, cuando éstos se detenían para que las mujeres salieran, el ladrón aprovechaba para quitarles la cartera (si llevaban el bolso abierto) o para arrebatarles directamente el bolso por el método del tirón, antes de huir del edificio.

La Policía desplegó un amplio dispositivo y lograron identificar, como sospechoso, a un viejo conocido de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

El pasado fin de semana, una dotación policial lo localizó y lo detuvo.

Una vez en comisaría, se comprobó que el hombre tenía 18 antecedentes policiales, muchos de ellos por hechos similares, y que había actuado con dos identidades diferentes. El detenido y las diligencias practicadas durante la investigación (a cargo del Grupo Judicial de la Comisaría de Distrito Centro) fueron puesta a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo, que decretó el ingreso en prisión del hombre.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.