En concreto, en esta fase se contempla la construcción de una serie de naves anexas, dos edificios para vestuarios y oficinas, y áreas de aparcamiento para vehículos y camiones, ha informado la Administración Local en un comunicado.

La superficie construida total ronda los 30.000 metros cuadrados y la inversión prevista supera los ocho millones de euros, ha explicado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

El proyecto presentado por la compañía se desarrolla en terrenos de la Autoridad Portuaria, en el espigón Norte de Raos, en una parcela con una superficie total de 60.369 metros cuadrados, ubicada junto al acceso al Puerto desde el enlace de Nueva Montaña.

En ella se propone levantar varias instalaciones, todas ellas de una sola altura, entre las que se incluyen un bloque de 4 naves anexas entre sí que suman algo más de 17.000 metros cuadrados construidos, otro bloque de 3 naves anexas de unos 11.200 metros cuadrados, y por último una nave aislada de 890 metros cuadrados.

Asimismo, se construirá un edificio destinado a oficinas (de 389 metros cuadrados) y otro para vestuarios y comedor (de 293 m2), y se habilitarán dos áreas de aparcamiento para vehículos y una para camiones.

La inversión total prevista en la actuación que ha obtenido licencia supera los 8 millones de euros, ha precisado Díaz, que ha resaltado la importante apuesta que supone, no sólo para el crecimiento de la empresa, sino también para el desarrollo de la actividad portuaria y la generación de riqueza para la ciudad.

Con la licencia para el proyecto básico ya concedida, ahora se deberá presentar ante la administración municipal el proyecto de ejecución con carácter previo al inicio de las obras.

El concejal ha destacado que la nueva inversión que plantea Santander Coated Solutions para crecer es un síntoma de la solidez del proyecto empresarial, y de su capacidad para generar actividad y contribuir al desarrollo económico de la ciudad y de la región.

En este sentido, ha recordado que la empresa realizó ya una importante inversión para su implantación en Santander en unas instalaciones que se inauguraron en diciembre de 2016 con una plantilla inicial de 45 trabajadores.

En octubre pasado amplió su actividad con dos líneas más de corte, lo que se tradujo también en la contratación de una veintena más de operarios. Y el proyecto que se va a acometer ahora conllevará un fuerte impulso de la actividad y del empleo con el que se espera alcanzar una plantilla de alrededor de 265 trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.