Telecable, Logo Nuevo
Telecable, Logo Nuevo TELECABLE

El grupo Euskaltel ha cerrado 2017 con un beneficio neto de 49,6 millones de euros, un resultado marcado por los gastos extraordinarios, que se elevaron a 16,7 millones, principalmente por la adquisición de Telecable, según la información facilitada por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El operador vasco ha informado, por otra parte, de que el Consejo de Administración ha propuesto un dividendo final de 27,8 céntimos de euros por acción, que deberá ser aprobado por la Junta General de Accionistas.

El grupo ha subrayado que la integración de Euskaltel, R y Telecable consolida el "crecimiento del Grupo en ingresos, clientes y rentabilidad". En concreto, ha obtenido en 2017 unos ingresos de 622,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 8,6% respecto a 2016, ejercicio en el que todavía no se había adquirido Telecable, una operación que se cerró en julio del pasado año.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 306,9 millones de euros y el margen sobre ingresos ascendió al 49,3%, creciendo 35 puntos básicos sobre el registrado el año anterior.

El resultado neto del grupo ha sido de 49,6 millones, un 20,2% menos que en 2016, ejercicio en el que no estaba integrado Telecable. Euskaltel ha destacado que el resultado de 2017 se ha visto afectado especialmente por la partida de gastos extraordinarios por valor de 20,2 millones de euros -16,7 millones después de impuestos-, correspondiente fundamentalmente a los costes relacionados con la adquisición de Telecable, la tasa de financiación de CRTVE, y al proceso de integración para convertir al Grupo en una plataforma única que opere bajo tres marcas diferentes.

En este sentido, ha subrayado que el beneficio neto ajustado por dichos impactos -sin gastos extraordinarios- del Grupo Euskaltel en el ejercicio de 2017 habría sido de 66,3 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Asturias.