El Consistorio ha tomado esta decisión a raíz de la situación de alerta por viento declarara por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias.

Desde la Corporación municipal se recomienda no transitar por el resto de plazas y jardines con zonas arboladas.