Joaquín Castillo, ha manifestado que la Administración local arrastra "una serie de grandes facturas de determinados proveedores" que se remontan a "hace años y que desajustan los periodos medios de pago", descartando que la situación afecte a los pequeños y medios proveedores y asegurando que se trabaja por reducir los plazos.

En un comunicado, el concejal Joaquín Castillo ha defendido la "situación de estabilidad y el saneamiento del Ayuntamiento de Sevilla, que cuenta con unas cuentas equilibradas y no tiene absolutamente ningún problema de tesorería". Al respecto, alega que "la previsión recogida en el propio informe de la Intervención Municipal es que el endeudamiento se pueda reducir en este mandato en más de 85 millones de euros hasta quedar en 379 millones de euros".

En relación con el periodo medio de pago a proveedores, el edil del PSOE destaca que las medidas adoptadas "han permitido un descenso en las facturas pendientes de pago y no hay problema alguno en la mayor parte de los pagos, que se realizan por debajo de los límites máximos establecidos en la normativa".

"Llevamos meses trabajando en una serie de grandes facturas de determinados proveedores que se arrastran en algunos casos desde hace años y que son las que desajustan los periodos medios de pago que se registran mensualmente", ha insistido el edil, quien incide en que esta situación no afecta "ni mucho menos" ni a pequeños ni a medianos proveedores, que reciben los pagos por los servicios "de forma adecuada·.

"Tenemos un Ayuntamiento saneado y equilibrado que cumple con la normativa de la regla de gasto y con todos los criterios de estabilidad financiera. Y seguimos trabajando día a día para mejorar la situación", ha defendido Castillo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.