La concejala de Hacienda, Ana Braña, ha acogido con "cautela" el anuncio del Ministerio de Hacienda de permitir a los ayuntamientos usar su superávit, al haber aún muchas cuestiones que faltan por concretar y al no contar si quiera con un plazo definido.

Braña, en declaraciones a Europa Press, se ha quejado, no obstante, de que el superavit deba utilizarse solo para inversiones, en lugar de dar capacidad a los municipios para que lo destinen a lo que crean más conveniente. Como ejemplo, ha apuntado que se podría usar para construir una escuela infantil pero no para pagar al personal de la misma.

Asimismo, ha apuntado que desde el Ministerio no se les supo dar respuesta a qué iba a pasar con los ayuntamientos que, como el caso de Gijón, deben presentar un Plan Económico y Financiero. A este respecto, ha indicado que espera en uno o dos días tener ya cerrado el dato del superávit del Ayuntamiento y, en el caso de las empresas municipales, aunque no están obligados a liquidar el ejercicio hasta el próximo 31 de

marzo, se quiere adelantar esta fecha.

Pese a todo, cree que no daría tiempo a llevarlo al Pleno del próximo mes de marzo, por lo que probablemente se

haga en el de abril, salvo que se considere conveniente celebrar una sesión plenaria extraordinaria. La idea, sin embargo, es poder disponer del Plan Económico Financiero en la primera quincena de marzo para su presentación a los grupos de la oposición.

Consulta aquí más noticias de Asturias.