Víctor Navas y Manuel Arroyo, alcalde y edil del Ayuntamiento de Benalmádena
Víctor Navas y Manuel Arroyo, alcalde y edil del Ayuntamiento de Benalmádena AYUNTAMIENTO DE BENALMÁDENA

Así lo ha afirmado el alcalde, que junto con el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo, han realizado balance de la gestión del equipo de gobierno en materia económica. Cada trimestre el Ayuntamiento da cuenta al Ministerio de Hacienda de la situación de la deuda financiera y del periodo medio de pago a proveedores, cumpliendo así con lo dispuesto en la Ley 15/2010.

Navas ha explicado que la gestión financiera de este Ayuntamiento realizada "está marcando un antes y un después en la deriva económica de esta administración local: hemos logrado reducir la deuda financiera en 50 millones de euros, además de pagar a los proveedores en plazo y forma".

"Todos estos datos económicos positivos están generando confianza para atraer inversión al municipio, y nos han permitido utilizar parte del superávit presupuestario para acometer la creación de nuevas infraestructuras en el municipio", ha destacado Navas.

También ha subrayado que todos estos logros en materia económica se han conseguido "desde la estabilidad política, tras dos últimas legislaturas muy convulsas a consecuencia de sendas mociones de censura y de escándalos vinculados a la corrupción, como el comedor social o la gestión del Puerto Deportivo".

Según el alcalde, Benalmádena es un municipio "que cumple con sus objetivos económicos y con sus proveedores y que, además, aplica políticas progresistas, como demuestra que en Benalmádena se pague el IBI en función de la capacidad contributiva del ciudadano".

Por su parte, Arroyo ha incidido en que "de una manera satisfactoria está bajando la deuda por encima de las previsiones que teníamos, puesto que se han podido aplicar algunas medidas de reducción de deuda al aplicar el superávit".

"Cuando accedimos al gobierno municipal al inicio de la legislatura, la deuda financiera del Ayuntamiento era de 122.305.995 euros, y a 31 de diciembre de 2017 la deuda había descendido hasta 72.977.671 euros", ha detallado el edil, al tiempo que ha añadido que "en estos tres años hemos logrado reducir la deuda financiera en unos 50 millones de euros, una cifra situada por encima de la previsión porque hemos aplicado parte del superávit a esa reducción, tal y como nos obliga el Ministerio de Hacienda", ha insistido el concejal.

Ha añadido que para poder realizar actuaciones con cargo a suplementos de crédito, "primero hay que hacer pagos de deuda financiera en las mismas cantidades. Por este motivo, aprobamos dos suplementos de crédito en el mes de octubre: uno de diez millones con cargo a la deuda financiera, y otros diez millones para suplemento de inversiones que ya estamos empezando a realizar".

En cuanto al periodo medio de pago a proveedores ha dicho que "se situaba, de manera disparatada, por encima de los 100 días en 2015, y lo hemos reducido hasta sólo 16,68 días, cuando el marco legal actual lo sitúa en 30 días", ha destacado el concejal de Economía y Hacienda.

"Este dato es una buena noticia tanto para la administración local como para los propios proveedores, que ya tienen la certeza de que este Ayuntamiento es fiable a la hora de abonar los pagos", ha añadido.

Por último, ha recordado que "durante estos años nos hemos visto obligados a pagar una serie de sentencias, e intereses derivados, procedentes de legislaturas muy anteriores, cuyo computo global durante estos tres años supera ya los diez millones de euros".

Consulta aquí más noticias de Málaga.