José Ramón Prado Bugallo, más conocido como Sito Miñanco, y los otros tres acusados de blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico, han negado los cargos de los que le acusan y para los que la Fiscalía pide seis años de prisión y una multa de 10 millones de euros. Los letrados han tratado de anular el juicio que ha comenzado este martes en la Sección Segunda de la Audiencia de Pontevedra, pero no se tuvieron en cuenta los argumentos y seguirá el jueves.

En esta primera jornada solo se expusieron las cuestiones previas por parte de los abogados que ejercen la defensa del cambadés, de su exmujer, una de sus hijas y un empresario, al que la Fiscalía considera que actuó como testaferro.

Al inicio del juicio y a la pregunta del magistrado presidente de la Sección Segunda, Xosé Xoán Barreiro Prado, tanto Miñanco como el resto de sus compañeros en el banquillo de los acusados, negaron los cargos que les imputan. La Fiscalía sostiene que entre 1988 y 2007 se blanquearon 10 millones de euros a través de la inmobiliaria cambadesa San Saturnino, mediante la adquisición de bienes inmuebles en diferentes ayuntamientos de la provincia, entre ellos Pontevedra, Cambados y Sanxenxo.

Las defensas de los acusados pidieron la nulidad del procedimiento y la abstención de dos de los tres miembros del tribunal provincial, unas peticiones que al no ser atendidas llevaron al abogado del histórico 'capo', Gonzalo Boye, a anunciar que pedirá su recusación.

Boye también fue muy crítico con el papel del fiscal, Jesús Calles, cuya acusación contra María Rosa Pouso Navazas, exmujer Sito Miñanco, considera que está "asentada en un machismo brutal". "¿Por qué ella no puede tener actividad empresarial propia o no puede tener una vida propia?", se ha preguntado en dirección en declaraciones a los periodistas, y afirmó: "A mí me parece que el Ministerio Fiscal tiene que aclararse en qué siglo vive".

En el interior de la sala de vistas los cinco letrados pusieron sobre la mesa cuatro motivos por los que esta causa debe ser declarada nula: Que los delitos, en caso de que se hubiesen producido, habrían prescrito; que se trata de una causa "prospectiva" que el fiscal creó 'ad hoc' para sentar "por todas la vías" a Miñanco en el banquillo; que el tribunal de la Sección Segunda no es imparcial; y que hay una cuestión de competencia "mal resuelta", que motiva que el proceso que se siguió en el juzgado de Cambados debería haberse llevado en Vilagarcía.

DIFICULTADES PARA EL JUICIO

El letrado de Miñanco también se ha quejado de las dificultades que ha tenido para preparar el juicio y ha reprochado que su cliente, de 62 años "con diabetes e hipertenso", estuviese viajando "por media España" y que su salud se haya visto "comprometida". Igualmente expresó su preocupación por la huelga de hambre que su cliente puso en marcha por el trato que ha denunciado haber recibido en la prisión pontevedresa de A Lama.

Gonzalo Boye ha recordado al tribunal que el hecho de que Sito Miñanco "tenga unos antecedentes, no significa que no tenga derechos". "Nosotros nunca hemos admitido ni admitiremos la culpabilidad de nuestro defendido", ha aseverado su defensa.

También los abogados del empresario y de las dos mujeres se han adherido a esta petición indicando que "sin dudar de la profesionalidad" de los magistrados, entienden que la causa está "contaminada" al haber tenido conocimiento de la misma con anterioridad.

Además, el abogado de María Rosa Pouso Navazas añadió que el fiscal del caso aportó al inicio de la vista oral pruebas documentales de las que él no tenía conocimiento, de modo que se ha generado cierta indefensión. En caso de que el tribunal las admita, ya ha anunciado que pedirá la suspensión para poder estudiar las nuevas pruebas.

Por su parte, el fiscal Jesús Calles ha negado todas estas argumentaciones rechazando que exista "contaminación", porque el auto sobre el que se ha pronunciado la Sección Segunda se ceñía a la cuestión de competencia, sin entrar en otros detalles, y en un momento "muy inicial" de la investigación.

Del mismo modo, ha rechazado la prescripción de los hechos que se les imputan al ser un "delito continuado" y, finalmente, ha descartado que este juicio sea "prospectivo".

NO PRESCRIBIÓ

Tras encerrarse a deliberar, el tribunal echó por tierra las cuestiones planteadas por las defensas alegando que los delitos no están prescritos, pero, en todo caso, se manifestará sobre este particular cuando dicte sentencia.

Sobre la eventual falta de imparcialidad, aseguró que "no ha mantenido ninguna relación indebida", sino que tan sólo dictaron un auto resolviendo una cuestión de competencia en el que "no se hizo ninguna valoración del material probatorio que existe en la causa". "No se aprecia ninguna contaminación objetiva ni subjetiva por parte de los miembros de este tribunal", decidieron.

Gonzalo Boye criticó ante los medios de comunicación el "talante" del tribunal y que no le diesen facilidades para señalar otra fecha para este juicio en el caso de que la vista no concluya el próximo jueves.

Además, el abogado de Miñanco aseguró que tiene otras "causas preferentes", porque están señaladas con anterioridad y porque son causas con preso.

En este sentido, ha indicado que si le coinciden las fechas "pues no me quedará otra" que renunciar a la representación de Sito Miñanco. "Y ahí sí que se va a suspender el juicio", ha sentenciado.

Al margen de este juicio, Sito Miñanco fue detenido a principios del mes de febrero en un macrooperativo policial en el que se practicaron cerca de 40 arrestos en toda España, entre ellos, una hija suya y un hijastro del condenado por narcotráfico Laureano Oubiña. Como consecuencia de este operativo, Miñanco, que estaba en régimen de semilibertad en Algeciras, volvió a prisión.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.