Camiones parados en la nieve.
Imagen de camiones parados en la nieve. ACN

El temporal de lluvia y nieve ha vuelto y la Dirección General de Tráfico recuerda las recomendaciones a tener en cuenta si se va a coger el coche, con el objetivo incrementar nuestra seguridad.

Existen cuatro niveles diferentes de dificultad en carretera cuando está nevando. El primero es el nivel verde, que se da cuando comienzan a caer los primeros copos. Con un aviso de color verde está prohibido pasar de 100 kilómetros por hora en autopistas y autovías, y de 80 kilómetros por hora en el resto de vías. Los camiones deben circular por el carril derecho y se pide evitar puertos de montaña.

Con un aviso de color amarillo, la calzada ya se encuentra parcialmente cubierta de nieve. En ese momento, se prohíbe directamente la circulación de camiones, y se limita la velocidad de turismos y autobuses a 60 kilómetros por hora en todas las vías. Además, se pide especial precaución y una disminución de la velocidad en curvas y descensos.

Con alerta roja en las carreteras, la calzada ya se encuentra totalmente cubierta por la nieve. Queda prohibida la circulación de vehículos articulados, camiones y autobuses, y a los turismos solo se les permite circular con cadenas o neumáticos de invierno.

El color negro significa que la carretera ha quedado completamente cerrada al tráfico. Ningún vehículo puede circular por ella, y se corre el riesgo de quedar inmovilizado en la calzada. Si esto sucediera, se recomienda vigilar llevar cadenas, el nivel del líquido anticongelante del coche, tener el depósito lleno de gasolina y la batería en buen estado.