Según ha explicado a Europa Press el arqueólogo que dirige la intervención, Rafael Sevillano, los restos hallados en la zona se corresponden con cuerpos de adultos y niños en enterramientos "muy humildes", algunos de ellos excavados en la propia tierra y otros en fosas de ladrillo, que se corresponde con estratos "sencillos y pobres", ya que además la zona carece de "espacios privados" para otro tipo de enterramientos.

La intervención ha permitido detectar dos niveles superpuestos: uno más antiguo de entre los siglos XII y XIII y un nivel más tardío que se extendería hasta el siglo XIV, lo que conlleva un espacio entre la época almohade y el nazarí tardío, según ha explicado y avanza la edición digital de 'Ideal'.

Fuentes del Gobierno andaluz han precisado además que la intervención, que se ejecuta desde hace tres semanas, ha contado con la supervisión del arqueólogo de la Delegación Territorial de Cultura, desde donde se calcula que los trabajos se extiendan aún por un periodo similar, por lo que hasta que la actuación no finalice no se procederá a hacer una memoria por parte de la Delegación.

No obstante, la experiencia ante descubrimientos similares hacen prever que los restos vayan a parar al Museo Arqueológico de la capital toda vez que se catalogue el enterramiento. "Estos son elementos muy comunes en el barrio", ha explicado Sevillano en referencia a la necrópolis.

Consulta aquí más noticias de Almería.