Reunión de sindicatos de justicia con Martiño Noriega
Reunión de sindicatos de justicia con Martiño Noriega CONCELLO DE SANTIAGO

Sindicatos de justicia han insistido en que el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, debería "dar la cara y estar presente" en las negociaciones para intentar desbloquear el conflicto que ha derivado en una huelga indefinida de los funcionarios del sector.

Pero lo ven "cada vez más solo" y, tras sugerir que el "bloqueo" puede ir ligado a "peleas internas" por la sucesión del presidente, Alberto Núñez Feijóo, al frente del PP gallego, han advertido que los ciudadanos no pueden "pagar la factura".

En declaraciones a los medios tras la reunión del comité de huelga con el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, Manuel Díaz (UGT) ha explicado, como portavoz, que están haciendo una ronda de encuentros -ya se reunieron con el regidor de Ferrol, Jorge Suárez, y se verán con el alcalde de Vigo, Abel Caballero- para trasladar a los ayuntamientos la situación de la administración de justicia en Galicia.

El representante sindical ha advertido que es la ciudadanía la que sufre la "irresponsabilidad" de los gobernantes autonómicos y "principalmente" de Rueda, a quien han vuelto a instar a que emule al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y se siente con los sindicatos, toda vez que el dirigente estatal abordará este miércoles con los representantes de los trabajadores la reforma del registro civil.

"Pero Rueda, lejos de afrontar el problema, se esconde detrás de los directores xerais de Función Pública, José María Barreiro, y Xustiza, Juan José Martín, impidiendo que se pueda avanzar", ha remarcado, antes de reclamar "luz, taquígrafos y transparencia" para que se pueda "visualizar quién cuenta la verdad", porque el vicepresidente, apuntan, está "embarrando el terreno de juego, mintiendo y manipulando".

En este sentido, ha recalcado que, aunque la Xunta dice que se "levantaron" los sindicatos, son sus representantes los que "abandonaron" la negociación con el Consello Galego de Relacións Laborais, único marco "en el que hubo avances".

También ha insistido en que solo piden que se cumpla el mandato parlamentario aprobado "por unanimidad" de situar a los trabajadores de la justicia "por encima de la mitad" de la tabla salarial de las autonomías, lo que supondría "un céntimo de cada 100 euros de los presupuestos de la Xunta". "Pero Ceuta y Melilla no son comunidades", ha esgrimido.

DISPUESTOS A ACEPTAR A BARREIRO SI RUEDA "DA LA CARA"

"Nosotros pedimos luz y taquígrafos, el cumplimiento del mandato parlamentario, de la soberanía popular. Cuando eso se haga, el conflicto acabará. Es una cuestión de voluntad política", ha augurado el representante sindical, quien ha insistido en la necesidad de un mediador.

De hecho, ha asegurado que los sindicatos estarían dispuestos a aceptar "cualquier" mediador. "Si no quieren que vuelva el Consello de Relacións Laborais y hoy se ha ofrecido el Consello Galego dos Procuradores, aceptamos", ha asegurado Manuel Díaz. "Transparencia, luz y taquígrafos, no tenemos nada que ocultar, nuestras reivindicaciones están declaradas como justas por el Parlamento", ha insistido.

A renglón seguido, preguntado acerca de si el comité de huelga está dispuesto a volver a sentarse con Barreiro, ha dado a entender que sí, pero si Rueda "da la cara y está en las reuniones".

"¿Qué va Barreiro con él? Como si quiere llevar a todos los directores y subdirectores de la Xunta, pero él debe estar. Si no tiene inconveniente en hacerlo un ministro, ¿por qué no lo va a hacer él como conselleiro?", se ha preguntado.

"PELEAS INTERNAS"

En todo caso, ha apuntado que Rueda está "cada vez más solo". "Este fin de semana y ayer lunes pudimos ver con claridad que está solo. No hay una sola declaración de un conselleiro que salga en su ayuda ni tampoco del propio Feijóo, lo que nos lleva a pensar que hay algo más", ha esgrimido.

Dicho esto, ha incidido en que Barreiro "ni siquiera está bajo las órdenes" de Rueda, sino que actúa con bajo el mando del conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, quien "hasta ahora tampoco apareció en el conflicto" pese a que es "el que pone las trabas a una posible solución" con el responsable de Función Pública como "sicario político".

El representante sindical ha sugerido que hay visiones internas contrapuestas dentro del Gobierno gallego en relación a este conflicto y que la situación podría estar vinculada con "peleas internas" por la sucesión de Alberto Núñez Feijóo al frente del PP gallego.

En este punto, ha advertido que "no es de recibo" que "por una pelea interna" de un partido se "paralice el poder judicial" en Galicia y se haga "pagar la factura" a los ciudadanos. "La solución pasa por cumplir los mandatos parlamentarios y que la gente sepa quién bloquea la negociación, que no es el comité", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.