El rector de la UMA, José Ángel Narváez.
El rector de la UMA, José Ángel Narváez. UMA

En un encuentro informativo, Narváez ha explicado las principales líneas de acción de los últimos años y de cara al futuro, que pasan por estabilizar la situación del profesorado, que "redundará en un aumento de la calidad formativa", y por desarrollar planes de empleabilidad e investigación; así como por hacer una planificación de infraestructuras, sin perder de vista el carácter sostenible.

Además, ha abogado por llevar a cabo una política estratégica de "cómo queremos que sea la UMA", basada en cinco pilares que son "una universidad internacional, innovadora, investigadora y que genere talento, abierta a la sociedad y con valores". Así, ha dicho que esto se aborda tras la aprobación de los estatutos, que ha sido "un hito muy importante".

El rector ha dicho que uno de los objetivos dentro de la política económica era "recuperar parte del profesorado que habíamos perdido y estabilizar" su situación, señalando que se ha creado "un número importante de cátedras" y se inició una "lucha contra la precariedad", cambiando la figura de sustituto interino por ayudante doctor, con 150 plazas convocadas este año.

Asimismo, ha indicado que también este año comenzará un plan de profesores asociados, que permitirá que esos profesionales que trabajan también fuera de la universidad y que se han seguido formando y tienen acreditaciones se puedan incorporar, "porque no podemos perder ese talento que supone un valor".

En este mismo sentido, ha destacado el plan de captación del talento, dirigido fundamentalmente a los que tienen acreditaciones como la Ramón y Cajal para personas que han estado en el extranjero y para incorporar profesores de otras universidades nacionales e internacionales, con el fin de "reforzar la formación". La previsión es 15 o 20 plazas.

Al respecto, Narváez ha dicho que la UMA "entra directamente a competir en un ámbito en el que no estaba antes", ofreciendo a esos profesores "estabilidad, financiación a través del plan de transferencias y medios para desarrollar una actividad investigadora".

La intención de aprovechar de cualquier forma el talento, en este caso propio, está relacionado con el plan 'smart campus', dotado con 300.000 euros, con el que, según el rector, "queremos cambiar de filosofía, porque el campus tiene que estar abierto a la sociedad y debe ser más habitable y sostenible"; además de que pueda convertirse "en laboratorio urbano para poder desarrollar proyectos de investigación y trabajos de fin de grado o máster".

Así, ha indicado que ese planteamiento de 'smart campus' también "encaja" con la política de infraestructuras, señalando que los proyectos nuevos están visados por grupos de investigación; mientras que se está haciendo una recopilación de datos en los edificios antiguos, en cuanto a consumos eléctricos y de agua, para abordar la futura transformación, en la que también colaborarán investigadores de la UMA.

Respecto a las actuaciones, Narváez ha indicado que hay que hacer una planificación, pero por el momento pasa por la ampliación de Psicología, por llevar el Pabellón de Gobierno al campus de Teatinos, "donde ya está el 70 por ciento de la universidad", y se trabaja también en el proyecto del centro de iniciativas turísticas, que llevará un hotel, señalando que el Grado de Ciencias Gastronómicas, "que si todo sale bien podrá comenzar el curso que viene", requiere de infraestructuras.

OTRAS MEDIDAS

El rector ha señalado también otras iniciativas como que se ha empezado a funcionariar el personal, poniendo como ejemplo las bibliotecas; y el aumento de las plazas de personal de administración y servicio (PAS), con 40 nuevos contratos y la convocatoria de 19 plazas más.

En cuanto a los alumnos, ha recordado el plan de cohesión de becas, dotado este año con casi dos millones de euros, "para que nadie deje de estudiar por motivos económicos", apuntando que "la universidad tiene que ser una institución elitista, pero del talento, no de la economía".

Los "esfuerzos" por aumentar la calidad de la formación pasan, según ha dicho el rector, por planes propios como el de docencia, dotado con dos millones de euros, para reforzar la preparación del profesorado y las estrategias que se utilizan con el alumnado; iniciativa que, además, "trabaja para integrar la formación en el sistema productivo".

Respecto al plan de investigación y transferencia, que cuenta con tres millones de euros, es "soporte de proyectos de creación de patentes y apoyo de grupos investigadores", ha indicado Narváez, quien también ha destacado otro plan propio, el de empleabilidad, dotado con 447.000 euros, "porque lo que nos interesa es formar personas que puedan insertarse en el sistema económico".

El rector ha destacado proyectos "arriesgados" que están dando resultados como el Rayo Verde, considerando que "a todo lo que es estrategia de emprendimiento y empleabilidad hay que darle una vuelta e ir más allá".

También ha aludido al aumento de las actividades culturales "donde los propios estudiantes participan", plan que cuenta con 800.000 euros; y al plan de internacionalización, que debe ser "algo transversal en una universidad", según ha manifestado.

FINANCIACIÓN Y MEJORAR EN LOS RANKING

El rector ha indicado que la UMA está recibiendo por parte de la Junta de Andalucía "lo que corresponde" y la financiación "que necesitamos", aunque ha apuntado que "es cierto que es corta para lo que queremos hacer". No obstante, ha asegurado que el Gobierno andaluz "nos ha dado seguridad económica" y el nuevo sistema de justificación de subvenciones "es más ágil".

Ha dicho que no quiere compararse con otras universidades andaluzas en cuanto a financiación y ha apostado por estrechar lazos y colaboraciones con otros campus para compartir grados, como ocurre con Sevilla en Andalucía Tech, apuntando que "los rankings son importantes porque sirven para aprender, pero no vamos a trabajar para eso, sino para la universidad, y luego se verá reflejado en los rankings".

Asimismo, el rector ha destacado otros compromisos ya cumplidos de haber convertido las fundaciones de la universidad en públicas y haber desarrollado un código ético.

Respecto al proyecto de ley de regulación de prácticas académicas de Podemos, ha indicado que está "mal orientado a la universidad" y ha considerado que se "necesitan las prácticas curriculares", apuntando que las extracurriculares "son también necesarias".

Consulta aquí más noticias de Málaga.