Los ediles Nacho Tornel y Enrique Ayuso
Los ediles Nacho Tornel y Enrique Ayuso EUROPA PRESS

El grupo municipal Socialista y Cambiemos Murcia han pedido en una rueda de prensa conjunta llevada a cabo este martes, que se paren los procesos de externalización en la Empresa Municipal de Aguas de Murcia (Emuasa) y han denunciado públicamente la "autocontratación de la parte privada de Emuasa a sus empresas ligadas".

Esta petición, que han realizado los ediles Nacho Tornel y Enrique Ayuso, surge con motivo de la externalización del puesto de tres trabajadores de Emuasa como 'priorizadores', que son los técnicos que evalúan las averías in situ, que se encuentra en proceso de licitación para que sea una empresa externa a la municipal de aguas quien gestione esta parte del servicio. Se trata, en palabras de Tornel, de una externalización "injustificada" y que supondrá un coste "adicional" de 250.000 euros a las arcas municipales.

Además, ambos concejales han denunciado ante los medios que el proceso se ha iniciado sin pasar por el Consejo de Administración y que la empresa que más puntuación tiene, de cara a hacerse con el contrato, es Aguambiente, "una empresa que pertenece a la parte privada de Emuasa".

Así, ha lamentado Tornel, el proceso "contradice la voluntad expresada en Plenos en varias ocasiones", al tiempo que se ha mostrado contrario a que "este proceso derive, una vez más, en beneficios para la parte privada".

Ha recordado que, en 2014, las empresas ligadas a la parte privada de Emuasa "ya obtuvieron un beneficio de 15 millones de euros adicionales al reparto de beneficios de Emuasa", lo cual ha considerado "una forma muy clara e beneficiar a la parte privada sin ningún tipo de justificación y que repercute en el precio del recibo del agua".

Por su parte, Enrique Ayuso ha pedido que el Ayuntamiento de Murcia "recupere el control público de una empresa que es de todos los murcianos", y ha recordado que "no tenemos otro sitio al que ir para adquirir el agua potable que sale por nuestros grifos", por lo que ha pedido que sean los grupos políticos que tienen representación en la Corporación municipal quienes "tengamos ese control público de esta empresa que tiene, mayoritariamente, un capital público".

Y es que, ha recordado que el 51 por ciento del capital de la empresa es público, gestionado por el Ayuntamiento de Murcia. Dentro del Comité de la empresa, compuesto por 15 consejeros, tres corresponden al grupo municipal Popular, uno a PSOE, uno a Ciudadanos, uno a Cambiemos Murcia, uno a Ahora Murcia, otro a un representante de los trabajadores y los siete restantes a Hidrogea, la parte privada de la empresa.

Ayuso ha recordado que "venimos insistiendo en esta idea, con el acuerdo mayoritario de los grupos políticos, desde el inicio de la legislatura". Y es que, ha apuntado el edil del grupo municipal socialista, en julio de 2015 se aprobó una moción que pedía que, antes de cada Consejo de Administración de Emuasa, se deebería realiza una reunión en la que todos los grupos podrían debatir los asuntos a aprobar en el propio Consejo de Adminsitración, por lo que ha urgido al presidente de Emuasa y alcalde de Murcia, José Ballesta, proponga una fecha y hora para la realización de esa reunión para preaprar el próximo Consejo de Adminsitración "a la mayor brevedad posible".

Asimismo, ha señalado que en mayo de 2016 "aprobamos una moción para recuperar los servicios que se habían ido privatizando con el paso del tiempo". De este modo, ha lamentado que la privatización de los tres puestos de priorizadores incumple lo que se aprobó en aquella moción.

Además, en diciembre de 2016 se aprobó otra moción "para que todo el empleo público que se creara siguiera los principios constitucionales de igualdad, de mérito y de capacidad"; de modo que "no nos enteráramos como ha sido en esta ocasión, de casualidad".

Igualmente, ha lamentado "la trayectoria del Partido Popular", que les hace "desconfiar" y ha pedido a los grupos políticos en la oposición que "participen activamente en la recuperación del control público" de estos servicios.

Ayuso y Tornel han aludido al riesgo de cesión ilegal en el que puede recaer el Ayuntamiento de Murcia al permitir que la parte privada "se limite a facturar por hacer de mera intermediaria utilizando recursos públicos". Asimismo, han insistido en que "no podemos permitir que el dinero de los murcianos se utilice para pagar servicios innecesarios y encarecidos por una gestión privatizada cuando se están prestando por la parte pública de manera eficiente".

Por otra parte, han exigido que la Intervención municipal fiscalice las cuentas de Emuasa del año 2017, tal y como obliga la Ley de Haciendas Locales. Si no, "no aprobaremos las cuentas".

Consulta aquí más noticias de Murcia.