La reacción de Clara Campoamor, a través del letrado Luis Antonio Calvo, se produce después de que la juez que instruye el caso, a través de un auto al que tuvo acceso Europa Press, desestimara la petición de sobreseimiento de las diligencias por parte de las dos defensas y, sobre todo, desvelara el hallazgo de restos de ADN de Roberto bajo las uñas de la víctima, lo que revela que ésta trató de defenderse.

"Si alguien tenía dudas de la participación directa de Roberto, las pruebas son fulminantes y dichas dudas quedan totalmente descartadas", resume Calvo, quien, en declaraciones a Europa Press, apostilla que con respecto a la madre biológica, Davinia M.G, el auto deja patente la tesis de las acusaciones de que ésta "no protegió a la niña cuando era su deber como madre", si bien los acusadores populares-figura también la asociación Adavaymt-no descartan la participación directa de ella en alguno de los delitos atribuidos a su novio.

En una declaración anterior en sede judicial, Roberto justificó las lesiones que presentaba en las manos y antebrazos en unos supuestos trabajos de mecánico efectuados en el motor de un coche, si bien las pruebas de ADN parecen desmontar ahora dicha versión exculpatoria.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.