María José Sáenz de Buruaga
María José Sáenz de Buruaga PP

El PP apoyará la recuperación del Consejo Económico y Social (CES), el de la Mujer y el de Juventud tras la "rectificación" que, a su juicio, ha hecho el Gobierno PRC-PSOE en el modelo que proponía para estos órganos, dejando atrás las "macroestructuras" y el "despilfarro" de los consejos originarios y optando por la fórmula de comisiones de participación "mucho más próxima" a la que defienden los 'populares'.

"Estamos dispuestos a apoyarlos siempre que el Gobierno de Revilla demuestre hasta el final que tiene intención de rectificar. Dado que en ningún caso vamos a favorecer que se vuelva a lo de antes", ha anunciado este martes, en rueda de prensa, la presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, quien ha señalado que "lo único" que conservan los órganos que se pretenden crear ahora de los originales -suprimidos por el PP- es "el nombre".

Y es que, según la dirigente del PP, el Gobierno PRC-PSOE "ha modificado por completo su posición inicial" en cuanto al modelo que propugnaba para estos órganos, acercándolo al de los 'populares'.

Así, ha señalado que lo que el bipartito "plantea hoy" tanto con el Consejo de la Mujer como con el del futuro CES "no son organismos autónomos con personalidad jurídica propia" como en el pasado sino órganos de participación que dependen orgánicamente de la Consejería competente por razón de materia".

Y, según ha dicho, tampoco serán órganos como un presupuesto propio, sino con una partida asignada dentro del general de la Consejería. Tampoco tendrán, según ha destacado, capacidad de contratación ni patrimonio o sede propia y tampoco posibilidad de remuneración, con lo que su gasto será el "mínimo imprescindible", algo de lo que la dirigente popular se ha felicitado y por lo que ha justificado el apoyo de su partido.

La dirigente 'popular' ha dado a conocer la postura que mantendrá su partido respecto a la creación de estos órganos de participación, suprimidos en la pasada legislatura por el Gobierno del PP que dirigió Ignacio Diego y del que Sáenz de Buruaga fue vicepresidenta.

Y lo ha hecho el mismo día en que concluía el plazo para presentar enmiendas a la totalidad a la ley de creación del Consejo de la Mujer aprobada recientemente en Conseo de Gobierno por el bipartito y presentada para su tramitación en el Parlamento, donde debe ser aprobada. El PP no ha presentado enmienda a la totalidad.

En la rueda de prensa, la presidenta de los 'populares' cántabros ha vuelto a justificar la supresión de estos órganos que llevó a cabo en 2012 el Gobierno del PP y ha subrayado que "la crisis" fue el "único motivo" para esta eliminación y no el "ánimo de acallar o eliminar la participación" tal y como, a su juicio, se quiere hacer creer desde el Ejecutivo bipartito o de los grupos que lo sustentan en el Parlamento recurriendo "a la manipulación".

De hecho, ha defendido que la necesidad "de dialogar y de recuperar cauces de interlocución y trabajo conjunto con los distintos sectores de la sociedad es una de las señas de identidad del PP".

"La causa del tal decisión (de la supresión) fue exclusivamente económica", ha insistido Sáenz de Buruaga, que ha señalado que el coste anual de estos tres consejos superaba el millón de euros y algunos años, como 2009, durante el Gobierno PRC-PSOE, llegó a los 1.350.000 euros para "sueldos, gastos corrientes y sedes en las calles más cras de Santander".

Como prueba de que la causa que llevó a eliminar estos órganos fue solo económica, Sáenz de Buruaga ha señalado que en la propia Ley promovida por el Gobierno del PP que los suprimió en 2012 había una "cláusula de reversibilidad" que confería a la medida un "carácter temporal vinculado al cese de las causas económicas que lo motivaron".

También ha añadido que en esa misma ley contenía la creación y previsión de un reglamento para desarrollar las comisiones de participación de la mujer y la juventud como órganos de participación en sustitución de los Consejos de la Mujer y la Juventud que se vieron suprimidos, algo que, sin embargo, según ha reconocido Sáenz de Buruaga, no llegó a hacerse efectivo.

Precisamente, según Sáenz de Buruaga, los órganos que se pretenden crear ahora son "comisiones de participación" como las que se planteaba en la ley del PP.

"Para este viaje no hacen falta alforjas", ha ironizado la presidenta del PP cuestionada por los motivos de que se haya esperado por parte del bipartito hasta este momento de la legislatura, cuando faltan un año y poco más de dos meses para las elecciones, para recuperar estos órganos.

A juicio de Sáenz de Buruaga, el hecho de que el Gobierno lo haya "dilatado" en el tiempo demuestra que "no tenían mucha voluntad" de hacerlo o "pretendían, en origen, hacer otra cosa" y han tenido "por necesidad" que cambiar y hacer algo "más razonable".

UN "LAVADO DE CARA" DEL BIPARTITO DE CARA A LAS ELECCIONES

Y es que pese a que el PP está dispuesto a respaldar la recuperación de estos órganos, Sáenz de Buruaga ha señalado que, "pese a los compromisos" del Gobierno PRC-PSOE de recuperar estos órganos, el relativo al Consejo de la Mujer es "el único proyecto de ley" que ha llegado al Parlamento de Cantabria, si bien "próximamente" lo hará el de creación del CES, que ya ha iniciado su tramitación.

Respecto al de la Juventud, la presidenta del PP ha subrayado que "no ha vuelto a saberse nada" desde que en diciembre de 2016 se abrió el proceso de información pública del anteproyecto de ley.

Sáenz de Buruaga ha criticado que el bipartito haya esperado al "tramo final" de la legislatura tras "tres años en blanco" para avanzar en la recuperación de estos órganos, algo que, según ha dicho, le hace tener "serias dudas" sobre la "verdadera voluntad de participación" del Gobierno PRC-PSOE y cree que "más que abrirse a la participación" lo que pretende es "pegarse un lavado de cara" antes de las elecciones autonómicas y municipales de 2019.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.