"Este impuesto es una broma porque nadie entiende que se grave la inactividad", ha aseverado Peña, en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de añadir que el PP "no nos la va a colar" con este gravamen.

Peña, quien ha comparecido acompañada del procurador socialista en las Cortes de Castilla y León, Luis Briones, ha sostenido que le "escama" la rapidez con la que el Partido Popular trata de impulsar un nuevo gravamen para la planta burgalesa y ha explicado que dicha actitud podría ocultar la intención de convertir la central en un cementerio nuclear.

La secretaria general del PSOE de Burgos ha explicado que el nuevo impuesto no gravaría ninguna actividad, por lo que podría subyacer la posibilidad de gravar el almacenamiento permanente de residuos.

Esther Peña, por otro lado, ha asegurado que la intención del Partido Popular, con la complicidad de Ciudadanos, es lanzar "una cortina de humo" para ocultar el compromiso adquirido en torno a la puesta en marcha de un plan de reactivación para la economía en el entorno de la central burgalesa.

"Deben poner el plan en marcha de forma inmediata y si no lo hacen es porque no quieren", ha puntualizado.

Consulta aquí más noticias de Burgos.