El presunto autor del doble homicidio de Susqueda, Jordi Magentí, ha defendido hoy su inocencia en el momento de acceder a una casa de Anglès, donde cuidaba a su tío, para un nuevo registro policial: "Yo no he hecho nada" ha dicho en catalán.

El detenido, a quien se atribuye el crimen de los jóvenes Paula M.P. y Marc H.L. cuando se encontraban en el pantano de Susqueda el pasado agosto, ha pronunciado unas palabras ante los numerosos informadores congregados a las puertas de la vivienda en las que ha asegurado que él no ha hecho "nada" y que le están culpando de un asesinato con el que no tiene que ver.

Jordi Magentí se encontraba ayer en esta casa de su tío, al que al parecer cuidaba, cuando fue conducido por los Mossos d'Esquadra a la comisaría de Santa Coloma de Farners, donde fue detenido.

Posteriormente, la Policía detuvo también a su hijo por un caso relacionado con el tráfico de drogas y ambos fueron llevados hasta una vivienda familiar en Anglès para que estuviesen presentes en el registro.

El hijo ha regresado hoy a esa misma vivienda junto a agentes de los Mossos d'Esquadra para seguir con la búsqueda de pruebas de su implicación en un caso de narcotráfico. Mientras, su padre ha sido conducido a la casa del tío para proceder a su registro ante una masiva presencia de medios de comunicación.