El presidente de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que la formación regionalista es "la única garantía real para que en la próxima legislatura no haya un Gobierno nacionalista en Navarra" y ha asegurado que UPN "transmite certeza frente a las luchas obsesivas de los nacionalismos que no llevan a ningún sitio".

Para liderar el próximo Gobierno, Javier Esparza se ha mostrado abierto a pactar con el PSN, el Partido Popular y Ciudadanos, en caso de que ésta última fuerza consiga representación en el Parlamento. Además, ha asegurado que no cedería la Presidencia del Gobierno a la líder del PSN, María Chivite, si ello permitiera evitar que fuerzas nacionalistas llegaran al Gobierno. "Es una cuestión de legitimidades", ha dicho, durante su intervención en el Foro Ser Navarra.

El dirigente regionalista ha reconocido, sobre la posible dificultad de que los socialistas acepten pactar con UPN, que "parece que nosotros no somos tan queridos por el PSN, pero tendrá que decidir si quiere pactar con la derecha vasca o con el regionalismo navarro".

Durante su intervención, Javier Esparza ha pedido a las personas que no quieran que Navarra sea "una diputación vasca más" que se pregunten "qué pueden hacer para evitarlo" y ha señalado que "cuanto más seamos, más fácil será" un cambio de Gobierno en las elecciones de 2019.

El presidente de UPN ha afirmado que "dentro de un año y cuatro meses los ciudadanos van a volver a definir en las urnas qué quieren para esta tierra" y ha planteado que existen dos alternativas: "Caminar hacia una Navarra más foral dentro de España, dentro de Europa y abierta al mundo, o caminar hacia una Navarra más nacionalista, anexionada y formando parte de Euskadi, intentando salirse de España y sin la posibilidad de formar parte de Europa".

El dirigente regionalista ha señalado que los ciudadanos "elegirán entre un Gobierno en torno a UPN o un Gobierno nacionalista o con presencia nacionalista" y ha asegurado que "tan nacionalista es Geroa Bai como EH Bildu".

Javier Esparza ha afirmado que en esta legislatura en la oposición UPN "ha aprendido" y se presentará a las elecciones de 2019 con un bagaje de "experiencia y conocimiento" tras sus 20 años de gestión. "Hemos construido Navarra de la mano de otros partidos y de la sociedad, tenemos los pies en el suelo, no practicamos un populismo barato, conocemos bien esta sociedad y estamos preparados para volver a gobernar. Somos conscientes de que tenemos que llegar a acuerdos con otros, en Navarra siempre ha habido que pactar", ha explicado.

Además, el dirigente regionalista "ha pedido la colaboración de todas las personas que quieran participar de un proyecto centrado como el de UPN, desde la búsqueda de consenso". "Estas personas tienen las puertas de UPN abiertas", ha asegurado, para destacar que UPN "toma sus decisiones en Navarra y su prioridad es Navarra".

UNIÓN DEL CUATRIPARTITO PARA "ECHAR A UPN"

Javier Esparza ha señalado que hace mas de dos años y medio "se produjo un cambio en Navarra con cuatro fuerzas diferentes, tres de ellas con marcado carácter nacionalista, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos, que se unieron con el único objetivo de echar a UPN de todas las institucionales".

Según Esparza, estas fuerzas políticas tienen "una obsesión contra UPN, porque el nacionalismo vasco sabe que cuanto más fuerte es UPN más difícil es que se cumpla su objetivo, que Navarra forme parte de Euskadi". "Por eso era necesario desalojar a UPN del Gobierno y lo consiguieron por poco. Pero necesitan una legislatura más para consolidar ese proyecto nacionalista y por eso están desde el inicio de esta legislatura atacándonos e intentando desacreditar la gestión de UPN en los últimos 20 años", ha afirmado.

Además, el presidente regionalista ha afirmado que "los cambios no son necesariamente positivos, se puede cambiar a peor y es lo que ha ocurrido". "Llegaron al Gobierno haciendo muchas promesas y hoy se puede constatar que no es lo mismo predicar que dar trigo y la sociedad navarra es perfectamente consciente de ello", ha asegurado.

Según Javier Esparza, el Gobierno "se ha centrado en hacer cambios que tienen que ver con lo identitario, con la obsesión compulsiva del nacionalismo vasco para con Navarra, y se están dejando de lado materias con las que los navarros nos vamos a jugar el futuro". "Es un Gobierno nacionalista al servicio del nacionalismo, liderado por los partidos que han sido la 'coordinadora del no' en los últimos 30 años en Navarra, que han estado en contra de las grandes infraestructuras, en contra de los servicios, en contra de todo", ha criticado.

En opinión de Esparza, el Gobierno "se propone cambiar la realidad institucional de Navarra desde que llegó" y ha advertido al PP de que "no cuente con UPN si apoya una modificación del estatuto vasco que incluya a Navarra".

Consulta aquí más noticias de Navarra.