Camión
Imagen de archivo de un camión. GTRES

Un camionero búlgaro de 54 años fue hallado el pasado viernes 23 de febrero muerto en un camino de Elorrio (Bizkaia). La autopsia ha revelado que, como se sospechaba, que falleció por un ataque al corazón que se produjo después de que se quedara "atrapado" por culpa del GPS.

La Policía Municipal halló al camionero muerto sobre las 13.25 horas en un estrecho y embarrado camino  rural en la localidad de Elorrio, según fuentes del departamento vasco de Seguridad. Se sospechó desde el principio de una muerte natural puesto que no presentaba signos de criminalidad. El forense certificó la muerte del camionero, trabajador de una empresa española.

Tercer vehículo

El camión circuló durante un kilómetro por un camino vecinal de apenas dos metros de ancho hasta que no pudo avanzar más. Durante este trayecto, el vehículo se llevó por delante el techo de un caserío cercano. La Ertzaintza inmovilizó el camión por lo que el conductor tuvo que pasar la noche dentro. Una familia le prestó algo de asistencia y comida.

En el último año es el tercer vehículo pesado que se queda atrapado en Elorrio  de camino a la sede de Eroski por culpa del GPS.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.