Francisco Fernández Mañanes
Francisco Fernández Mañanes EUROPA PRESS

El consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes (PSOE), asegura que la decisión de su departamento de fusionar en uno tres centros educativos de la zona de la calle Alta de Santander (el Ramón Pelayo, el Simón Cabarga y Los Viveros) ante la escasez de alumnado es "razonable", "absolutamente responsable" y fundamentalmente se debe a un motivo "pedagógico", no económico.

Así lo ha afirmado Fernández Mañanes en el Pleno del Parlamento de este lunes, en el que Podemos le ha interpelado sobre la decisión de la Consejería, aprobada el pasado 1 de febrero en Consejo de Gobierno, de crear el colegio de Infantil y Primaria número 27 de Santander, con domicilio en el número 82 de la calle Alta, que entrará en funcionamiento el próximo curso para fusionar el Ramón Pelayo (Educación Infantil y Primaria), Simón Cabarga (Primaria) y Los Viveros (Infantil).

Según la reorganización planteada desde la Consejería, pasarán a estar únicamente en el colegio 'Los Viveros', ubicado en la calle Justicia, y los de Primaria estarán en el Ramón Pelayo, situado en el número 82 de la calle Alta, que es donde se ha fijado el domicilio del nuevo centro. La reestructuración hará que se libere el edificio que antes ocupaba el Simón Cabarga, que se sitúa en el número 2 de la calle Montevideo.

El consejero ha explicado que la escasez de alumnado en estos tres centros hacía que en ellos no se pudiera desarrollar un proyecto pedagógico "por falta de profesores y de alumnado", por lo que se ha decidido unificar en uno solo.

El consejero ha explicado que en algunas aulas de Primaria en los dos centros que imparten Primaria -el Simón Cabarga y el Ramón Pelayo- había menos de diez alumnos, como ocurre en el caso de Primero de Primaria.

Según los datos aportados por la Consejería, en los dos centros que impartían Primaria -el Simón Cabarga y el Ramón Pelayo- había algunas aulas con menos de diez alumnos.

En total, entre los dos colegios, juntos, sumaban 126 estudiantes de Primaria, entre primero y sexto de Primaria.

Podemos ha reprochado a la Consejería que incremente el número de aulas concertadas en centros privados mientras hay públicos en la zona donde sobran plazas.

A juicio de la portavoz parlamentaria de Podemos, Verónica Ordóñez, la decisión de la Consejería de fusionar los tres centros en uno "reduce la oferta" educativa pública en la zona y "desincentiva" la educación pública, en favor de la concertada.

En contraposición, Fernández Mañanes ha insistido en lo contrario, en que la fusión supone un "ejercicio de responsabilidad", en favor de la educación pública.

El consejero ha defendido que esta fusión "no conlleva" una reducción de la oferta educativa pública y, de hecho, ha confiado en que la medida adoptada haga "en un futuro inmediato" que haya un incremento de matrículas en el colegio número 27, que aglutina a estos centros.

Fernández Mañanes ha explicado que las familias de la zona no estaban apuntando a sus hijos en estos centros, lo contrario de lo ocurre con el centro concertado de esta área de Santander, la Purísima Concepción, donde estaban creciendo las matrículas.

Además de la razón pedagógica, el consejero ha reconocido que la decisión supondrá un ahorro económico, pero ha insistido en que es "insignificante" y no supone el "motivo principal". En este sentido, Fernández Mañanes ha defendido que "racionalizar los recursos no es un delito".

Por otra parte, el consejero ha asegurado que se trata de una decisión "largamente madurada" -desde hace "más de un año", según ha dicho- contra la que los profesores de los centros afectados no han planteado "ninguna objeción".

Fernández Mañanes ha garantizado que ninguno de los docentes de los centros que cerrará se verá afectado en lo laboral y tampoco tendrá que cambiar la zona donde trabaja pues lo centros se encuentran a escasos 300 metros.

EL CASO DEL JESÚS CANCIO

Durante el transcurso de esta interpelación, y al margen de los centros afectados por la fusión, la podemita Verónica Ordóñez ha alertado de un posible cierre del colegio Jesús Cancio de Santander.

"Usted dice que se va a cerrar el Jesús Cancio, lo dice usted", le ha respondido el consejero, que ha asegurado que desde su Consejería se va a prestar "apoyo" a este centro para que "salve una situación que es extrema".

AUXILIARES DE CONVERSACIÓN

Por otra parte, Fernández Mañanes también ha sido cuestionado en el Pleno, en esta ocasión a preguntas del diputado de Cs Rubén Gómez, por la situación actual de los auxiliares de conversación en los institutos de Cantabria.

En este sentido, el consejero ha reconocido que mientras en Primaria se están pudiendo cubrir prácticamente todas las necesidades que hay con estos auxiliares no está siendo así en Secundaria, si bien es algo de lo que ha culpado al Ejecutivo central.

DECRETO AYUDAS ALQUILER

Al margen del ámbito educativo, en el Pleno se ha rechazado una proposición no de ley que instaba al Gobierno de Cantabria a modificar el decreto de ayudas al alquiler, por considerarlo "injusto".

La iniciativa, promovida por Podemos, ha sido apoyada por el PP y los dos diputados del Grupo Mixto pero aún así, pese a que la coalición PRC-PSOE está en minoría, ha decaído por la ausencia de dos diputados del PP y Podemos por enfermedad.

El ponente de Podemos, José Ramón Blanco, ha afirmado que el decreto es una "chapuza" porque "sigue dejando fuera" a familias que necesitan estas ayudas, y ha criticado que el Gobierno no lo ha sometido al Observatorio de Vivienda.

El portavoz del PP y exconsejero de Vivienda, Francisco Rodríguez Argüeso, ha propuesto la creación de un grupo de trabajo en el plazo de una semana con representantes de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda y de los grupos parlamentarios para consensuar las modificaciones que garanticen la "justicia y equidad" de dichas ayudas.

También el portavoz de Ciudadanos, Rubén Gómez, ha apostado por modificar el decreto "con el mayor consenso posible". Y el otro diputado del Grupo Mixto, Juan Ramón Carrancio, exparlamentario de Cs, ha opinado que ampliar el límite temporal para el cobro de las ayudas a los colectivos más necesitados es "un parche".

Las portavoces de PRC y PSOE, Matilde Ruiz y Silvia Abascal, han defendido el esfuerzo del Gobierno para que los beneficiarios de estas ayudas puedan seguir cobrándolas, con una solución "transitoria" hasta que el Ministerio de Fomento apruebe el nuevo Plan de Vivienda. Ruiz ha dicho que las personas que más lo necesitan "no pueden esperar a los caprichos del ministro" y exalcalde de Santander, al que ha llamado "embaucador y vendedor de humo".

En vista de que todos los grupos de la oposición apoyaban la modificación del decreto y suman mayoría absoluta pero faltaban dos diputados, el ponente de Podemos ha pedido sin éxito a los grupos que apoyan al Gobierno que dos de sus diputados se ausentaran de la votación para que la enfermedad de dos parlamentarios "no altere el resultado".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.