Leo y Oliver, dos hermanos diagnosticados con cáncer
Leo de 10 años y Oliver de 6, dos hermanos diagnosticados con cáncer. FACEBOOK: KERI REDFEARN

Una familia de Wakerfiel, Inglaterra, está viviendo una dura etapa ya que dos hermanos han sido diagnosticados con dos tipos distintos de cáncer en un corto periodo de tiempo.

Leo, de diez años, fue el primero en ser diagnosticado de un neuroblastoma poco común en octubre del año pasado, pero cuatro meses más tarde, la familia tuvo que recibir un nuevo golpe ya que Oliver, el hermano de seis años de Leo, fue diagnosticado con  linfoma no Hodgkin, otro tipo de cáncer.

"Tener dos niños diagnosticados es casi inaudito", expresó la madre de ambos, Keri Redfearn, a Mirror. "Es como si el mundo entero se cayera de debajo de ti y creo que todos seguimos esperando que fuera un error", añadió.

Los médicos creían que Leo "tenía una inflamación de los músculos del pecho", pero luego pensaron que simplemente "no quería ir al colegio". Fue durante unas vacaciones familiares cuando vieron que su aspecto no era saludable. Oliver empezó a tener dolores el día de Navidad, pero pensaban que se trataba de algo psicológico por los cambios sufridos en la familia.

Ahota los hermanos se animan mutuamente mientras son sometidos a los tratamientos, ya que se encuentran en camas contiguas en el hospital. "Oliver alienta a Leo a tomar su medicina, algo con lo que Leo ha estado luchando desde empezó su tratamiento, comentó su madre".

Una hija con autismo

Sus padres cuentan que está siendo un doloroso período para todos, porque el proceso afecta también a su hija pequeña de cinco años, que tiene autismo, y le cuesta asimilar estos cambios. "Le resulta difícil porque, aunque solía ser toda la familia allí, ahora solo le queda una persona en casa con ella", afirmó Keri cuando explicaba que cada uno hace turnos de tres días en el hospital, y otros tres días en casa.