Según ha explicado Carmona, son 15 los alumnos que están participando en este curso -iniciado el 16 de octubre del pasado año y que finaliza el 2 de abril-, "todos ellos jóvenes menores de 30 años que comenzarán sus prácticas el próximo 8 de marzo. Serán 80 horas que desarrollarán en nueve empresas cordobesas del mundo del motor".

Una vez finalizada esta formación estos alumnos conseguirán su certificado de profesionalidad con el que podrán hacer valer su cualificación en todo el territorio de la Unión Europea, ha añadido.

El responsable territorial ha informado de que este curso que ha visitado "es uno de los 152 cursos que la Junta va a poner en marcha en la provincia y que beneficiaran a 2.280 personas desempleadas con una inversión que supera los siete millones de euros". A mediados de febrero se habían iniciado ya 80 acciones de formación, más del 50 por ciento de los previstos. En la actualidad 67 cursos están en marcha y 13 finalizados.

Esta nueva convocatoria formativa ha primado especialidades que permitan a los beneficiarios la obtención de certificados de profesionalidad y en la programación se ha tenido en cuenta las necesidades específicas de cualificación en cada territorio y las demandas de los empresarios, con especial atención a sectores productivos estratégicos para la economía cordobesa, como el agroalimentario, la atención a la dependencia o las energías renovables, entre otros.

Para poder participar en las acciones formativas, las personas interesadas deben constar en alta como trabajadoras desempleadas en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Tendrán prioridad en el acceso a los cursos las inscritas en el fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, las mujeres víctimas de violencia de género y las personas desempleadas de larga duración, entre otras.

Esta nueva convocatoria ha sido en régimen de concurrencia competitiva y han podido optar las entidades acreditadas e inscritas en el Registro de Centros y Entidades colaboradoras de FPE de Andalucía que cuenten con los medios suficientes y adecuados. Se han visto beneficiadas 37 entidades, entre ellas ocho ayuntamientos (Palma, Vva de Córdoba, Fuente la Lancha, Baena, Castro, Villafranca, Añora y Santaella) y una mancomunidad, la del Guadiato y se realizarán acciones formativas en 28 municipios de la provincia, entre ellos la capital.

Entre las especialidades destacan las acciones puestas en marcha dentro del ámbito de los servicios socioculturales y a la comunidad; Hostelería y Turismo; comercio y marketing ; administración y gestión

o electricidad y electrónica entre otros.

Dentro de las políticas activas de empleo, la FPE tiene una gran importancia ya que es un instrumento estratégico para la valorización de los recursos humanos de cara a la creación de empleo contribuyendo en los jóvenes a mejorar su capacitación profesional y personal, mediante la mejora de su empleabilidad y en los parados de larga duración ofreciéndoles una recualificación profesional necesaria para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.