Personas refugiadas en Europa
Personas refugiadas en Europa SERGI CÁMARA/ENTRECULTURAS/Archivo

En total, Cruz Roja Huelva atiende cada año a más de 5.000 personas inmigrantes a través de distintos programas, como la acogida integral o la lucha contra la trata de seres humanos, ha informado la entidad social en una nota.

De las 115 personas personas refugiadas o solitantes de asilo que se han visto obligadas a abandonar sus países, 52 han entrado a formar parte del Programa de Acogida que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social desarrolla a través de organizaciones como Cruz Roja.

Por su parte, el resto ha sido atendido a través del Servicio de Primera Acogida con el que cuenta Cruz Roja Huelva y que permite acoger a aquellas personas que solicitan la protección internacional pero que aún no han accedido al programa y no cuentan con recursos para poder cubrir sus necesidades hasta que sepan en qué parte de España y con qué organización seguirán su proceso de acogida.

Estas personas llegan sin nada, sin conocer el idioma y sin red de apoyo alguna, por eso, la asistencia de Cruz Roja consiste en diseñar itinerarios personalizados de inserción socio laboral que cubren todas las necesidades básicas de los refugiados y solicitantes de Protección Internacional, ofreciéndoles, entre otros, servicios de alojamiento, apoyo jurídico, psicológico, traducción e interpretación, aprendizaje del idioma, ayudas económicas, formación, orientación e intermediación laboral.

"Cruz Roja Española es una de las organizaciones que participan en la gestión del programa de acogida a personas solicitantes de protección internacional en España, financiado por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social", ha señalado la responsable del Programa de Refugiados de Cruz Roja Huelva, Rocío Pichardo, quien ha detallado que "la intervención consta de varias fases que cubren desde la primera acogida hasta la integración y la autonomía de los participantes, con una duración de 18 a 24 meses".

El incremento del número de solicitantes de asilo es uno de los retos, pero no el único. "Otra de las necesidades que tenemos actualmente es el de poder disponer de voluntariado capacitado para enseñar el idioma a las personas refugiadas y, también, poder contar con pisos de alquiler para estas personas que huyen de la guerra o de la persecución", ha recalcado Rocío Pichardo.

En este sentido, Pichardo ha destacado que concretamente en Huelva, uno de los retos más urgentes es contar con personal voluntario que quiera colaboraren la enseñanza del idioma, "ya que es una barrera que traen los no hispano hablantes y que en un periodo relativamente breve de tiempo necesitam derribar para que aumenten sus posibilidades de empleabilidad y su autonomía en la cobertura de sus necesidades básicas".

Cruz Roja cuenta con 2.279 plazas de acogida en 44 provincias para estas personas solicitantes de asilo. No obstante, la organización sigue trabajando para ampliar su red hasta las 2.500 plazas. En 2017 se atendieron a más de 15.000 personas solicitantes de asilo y refugio desde los diferentes programas de inmigración y asilo.

Consulta aquí más noticias de Huelva.