Alejandra Soler en imagen de archivo
Alejandra Soler en imagen de archivo © MIGUEL LORENZO / VALENCIA OCT 01

Este lunes se ha formalizado en la Sala de Juntas de La Nau la firma del convenio por el que la institución recibe los documentos, un acto que ha contado con la presencia del rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo; del vicerrector de Cultura e Igualdad, Antonio Ariño, de una de las personas que ha llevado a cabo las tareas de compilación documental, Pilar Sanz, y de los sobrinos, Elsa y Emilio Azzati.

Alejandra Soler, afiliada a la Federación Universitaria Escolar (FUE) desde el bachillerato y profesora de instituto durante la Segunda República, murió el pasado año en Valencia. Soler fue la persona que recibió la Medalla que la Universitat de València otorgó a la Federación Universitaria Escolar en septiembre de 2001. Además, fue nombrada Hija Predilecta de la ciudad de València y recibió la Alta Distinción de la Generalitat.

Arnaldo Azzati (1913-1986), que fue uno de los hijos del periodista y traductor Félix Azzati, amigo, discípulo, colaborador y sucesor político de Vicente Blasco Ibáñez, como director de El Pueblo desde 1907 y en el escaño de diputado en las Cortes españolas de 1907 a 1923.

Los documentos correspondientes a este archivo han sido depositados en el Arxiu Històric de la Universitat. Los materiales están contenidos en 59 cajas de archivo que contiene información muy diversa. La relación de documentos incluye escritos relacionados con sus familias, sus profesiones y sus amistades. Destacando los manuscritos de sus libros y las notas preparadas para sus intervenciones públicas.

Asimismo, incluye las cuidadas traducciones de Arnaldo Azzati, quien perteneció al grupo de traductores de Moscú, siendo sus integrantes los primeros en traducir importantes obras políticas, filosóficas o literarias del ruso al castellano, entre las que se incluyen las obras completas de Lenin; recortes varios de prensa entre los que destacan un gran número de periódicos soviéticos ya que el matrimonio estuvo exiliado en la URSS durante 30 años; documentos administrativos y premios recibidos por Alejandra; la correspondencia y gran número de diapositivas y fotografías de viajes profesionales y personales.

INCORPORACIÓN DE ENTREVISTAS

Además, se están recopilando en CD y DVD distintas entrevistas que se incorporarán a este archivo. Las personas que han realizado este trabajo de compilación documental, asesoradas por Irene Manclús, han sido Pilar Bonet, Doria Roso, Pilar Sanz y Encarna Signes. Todas ellas han tenido la suerte de estar unidas a Alejandra Soler por un fuerte lazo de amistad. Fundamentalmente fue a partir de 2014 cuando empezaron a trabajar con ella parte de la documentación que se encontraba en su domicilio.

Con los datos que aportaba Alejandra Soler, y los que ya tenían sobre su vida, comenzaron la labor de ordenar y clasificar parte de los documentos. Después del fallecimiento de Alejandra Soler prosiguieron la tarea emprendida, gracias a la actitud generosa en la que sus familiares tenían el mismo objetivo: que se cumpliera la voluntad de Alejandra Soler, y que sus documentos y testimonios se conservaran para ayudar a recuperar la memoria democrática.

"Hemos cumplido nuestro compromiso con Alejandra, la hemos conocido más y hemos mantenido vivo el recuerdo de su amistad y, sobre todo, hemos descubierto al Arnaldo del que tanto nos había hablado", señalan.

Consulta aquí más noticias de Valencia.