Las fracturas, espectaculares grietas y desplazamientos que marcaban las pistas deportivas y el recreo del colegio La Colina, como se recordará, derivaban de la zona de arcillas expansivas donde fue edificado este centro educativo.

Y aunque el edificio del colegio no sufre riesgos como tal, según se apreciaba en un informe técnico elaborado por la Consejería de Educación, la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) de este colegio había advertido insistentemente de que el estado del recreo y de las pistas era de verdadera "ruina".

Precisamente por ello, las familias de los alumnos comenzaron en 2013 toda una campaña de movilizaciones, en demanda de que el colegio fuese objeto de una actuación integral de reforma que solucionase las incidencias derivadas de las arcillas expansivas.

Y tras no pocas protestas y acuerdos plenarios en el Ayuntamiento de Camas y la Diputación, en demanda del mencionado proyecto de reforma, en febrero de 2016 la Agencia Pública Andaluza de Educación adjudicó a Fonsan S.L., por 603.790 euros IVA incluido, un proyecto de reforma integral del CEIP La Colina, según la documentación recogida por Europa Press.

El proyecto se centraba en el refuerzo estructural de las zonas afectadas por los deslizamientos de la ladera donde se ubica el colegio, mediante inyecciones en el terreno que garantizasen la estabilidad del edificio docente y las distintas zonas urbanizadas. Además, estaba prevista la ejecución de dos nuevas pistas deportivas, así como varias reparaciones en la urbanización exterior del centro.

Las obras, según exponía en su momento la AMPA, arrancaron durante "la primavera" de 2016 con el objetivo de acabarlas durante aquel año, si bien los trabajos fueron prolongados e incluso sufrieron una interrupción tras la Navidad de 2016/2017. Tiempo después, la Administración educativa promovía una nueva contratación para acometer "obras complementarias" a las actuaciones iniciadas en este colegio.

Estas obras adicionales a las iniciadas en 2016 e interrumpidas al comenzar 2017, en ese sentido, estaban destinadas a instalar una nueva solera de hormigón en la parte trasera del recinto educativo y terminar la coronación del muro que contiene las tierras entre las pistas de deporte y el talud inferior de la parcela, entre otros aspectos.

Y después de que hayan acabado al fin todas estas actuaciones, el colegio La Colina inaugura este lunes por fin sus nuevas pistas deportivas, según han informado a Europa Press desde la AMPA.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.