Un agente con la pistola incautada
Un agente con la pistola incautada CNP

La Comisaría provincial ha detallado que la investigación arrancó hace dos meses, cuando se tuvo conocimiento de la existencia de una serie de viviendas ubicadas en la Zona Norte que supuestamente estaban siendo utilizadas como salas ilegales para consumir y vender droga al menudeo.

Los investigadores determinaron que se trataba de cuatro "franquicias de la droga" o "narcopisos", viviendas alquiladas por toxicómanos donde los consumidores acudían para adquirir y consumir de manera clandestina cocaína y heroína.

Los agentes descubrieron las altas medidas de seguridad que los responsables tomaban desde el interior de los domicilios. Disponían de dos cámaras de video vigilancia ubicadas en los exteriores de las viviendas para controlar la posible llegada de los agentes.

El sistema de grabación era controlado desde uno de los domicilios durante las 24 horas y permitía a través de una red wifi la visualización del interior y exterior de cada uno de los cuatro domicilios. Además, cada una de las viviendas tenía un sistema de cancelas metálicas que custodiaba el acceso al "narcopiso" para dificultar el paso de cualquier persona ajena.

El día 23 se procedió a la detención de 23 personas por un delito contra la salud pública y al desmantelamiento de cuatro salas clandestinas de consumo y venta al menudeo de cocaína y heroína.

En los cuatro registros domiciliarios practicados, los investigadores intervinieron una pistola, un revólver con su munición, dos katanas, una defensa extensible, un spray de defensa, 5 balanzas de precisión, dinero en efectivo y 40 gramos de cocaína y 10 gramos de heroína, repartidas en 500 dosis de estas sustancias. Los responsables de los inmuebles tenían las armas blancas colgadas en la pared junto a la puerta de acceso como medida de seguridad.

En uno de los registros, los policías intervinieron un sistema de grabación compuesto por dos cámaras de video vigilancia, una televisión y un receptor wifi que permitía observar el interior y exterior de cada una de las "narcosalas" como medida de seguridad.

NARCOPISOS

Los agentes tuvieron que desarticular el sistema de cancelas metálicas que custodiaban los accesos a las viviendas. Cada vivienda contaba con una cancela metálica y dos puertas de hierro, lo que dificultó enormemente la labor policial y de los bomberos, que tuvieron que forzar los anclajes de hierro para retirar las puertas que pesaban más de 200 kilogramos.

Los 23 detenidos, 6 mujeres y 17 varones, todos españoles y de entre 32 y 51 años, han sido puestos hoy a disposición judicial.

2 KILOS DE MARIHUANA

El día anterior, los mismos agentes desarticularon otro punto de venta de droga al menudeo en la misma zona, esta vez marihuana. Asimismo, se incautaron dos kilogramos de esta sustancia y detuvieron a sus tres responsables, todos ellos varones de nacionalidad española que abastecían a los consumidores de marihuana residentes en la zona.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de distrito norte de Alicante, colaborando en los dispositivos agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Alicante.

Consulta aquí más noticias de Alicante.