Mossos d'Esquadra en el pantano de Susqueda tras encontrar dos cuerpos
Mossos d'Esquadra en el pantano de Susqueda tras encontrar dos cuerpos MOSSOS D'ESQUADRA TWITTER

Jordi M.G. fue condenado el año 2000 por asesinar a su exmujer por la Audiencia de Girona a 15 años de prisión, cuando ya llevaba unos dos años en prisión preventiva, y después cumplió condena en prisión hasta 2009, cuando salió en libertad condicional.

La libertad definitiva le fue concedida a finales de 2012, según las fuentes consultadas, tras pasar unos 12 años encarcelado -sumando el tiempo que pasó en prisión provisional y por condena firme-.

Tras salir en libertad, en abril del 2013 Jordi M.G. se volvió a casar con una mujer de nacionalidad colombiana, y pasó un tiempo en ese país, aunque regresó a Anglès (Girona) hace dos o tres años, según varias fuentes consultadas.

CONDENA

Jordi M.G. fue juzgado por un jurado popular que le consideró culpable de asesinar a su exmujer la tarde del 4 de diciembre de 1997 con una escopeta de caza semiautomática marca Browning en la calle Ter de Anglès, según la sentencia recogida por Europa Press.

Según los hechos probados en el juicio, Jordi M.G. esperó escondido en su coche a que su exmujer, con la que se había casado en 1979 y separado a finales de abril del 1997, pasara por esa calle y al verla salió rápidamente, la llamó por su nombre y le disparó.

La escopeta estaba cargada con tres cartuchos, dos de ellos de la bala que se usa en la caza del jabalí, y el condenado le descerrajó esta munición en el costado izquierdo del cuerpo, y cuando cayó al suelo, recargó el arma y la remató por la espalda.

Consulta aquí más noticias de Girona.