Parte de la plantación incautada
Parte de la plantación incautada POLICÍA FORAL

Un operativo policial conjunto integrado por Policía Foral y Policía Municipal de Pamplona ha desmantelado un sistema de cultivo y tráfico de droga en Pamplona y Barañáin, donde se han incautado de 5,2 kilos de marihuana y 300 gramos de hachís, así como 27.340 euros en metálico.

El operativo culminó el pasado 22 de enero con la detención de dos hermanos como presuntos autores de un delito contra la Salud Pública y también de defraudación de fluido eléctrico, delito recogido en el Código Penal.

La investigación comenzó a mediados del pasado mes de diciembre cuando Policía Municipal de Pamplona tuvo conocimiento de que en un bloque de viviendas del barrio de Buztintxuri se apreciaba un fuerte olor a marihuana. Las primeras investigaciones confirmaron la información inicial, organizándose un dispositivo de vigilancia de la zona en el que se pudo comprobar una serie de movimientos extraños que corroboraban la posibilidad de que en ese lugar existiera una plantación de droga, ha informado la Policía Foral en un comunicado.

Fruto de la investigación policial y tras numerosos seguimientos, se pudieron localizar otra vivienda y otro local situados en Barañáin y que, presumiblemente, podrían servir también para cultivar droga, repartirla y venderla. En algunos de estos seguimientos los investigados adoptaban importantes medidas de seguridad tratando de eludir posibles seguimientos policiales.

En ese momento se solicitó colaboración a Policía Foral, organizando un dispositivo conjunto de vigilancia y control de los tres locales, pudiendo comprobar un trasiego importante de personas en uno de ellos, lo que acrecentaba la sospecha de que se trataba de un punto de venta.

El pasado 22 de enero, y una vez organizado todo el dispositivo policial, se procedió a la detención de G.R.D.L.S. de 36 años y natural de Pamplona en las inmediaciones del domicilio del barrio de Buztintxuri. Con la correspondiente orden judicial de entrada y registro se accedió al interior del domicilio encontrando en su interior una plantación de marihuana.

Una de las habitaciones estaba dedicada en exclusividad al cultivo de marihuana, con 30 plantas sobre bandejas, con sistema de riego hidropónico, ventilación forzada y climatización, además del calor aportado por las lámparas reflectoras. Otra habitación también estaba dedicada íntegramente al cultivo, con 15 plantas de marihuana en diferente estado de desarrollo. Además se localizó un total de 27.000 euros en billetes fraccionados, lo que hace pensar a los investigadores que podrían provenir de la venta de droga.

En este punto se solicitó presencia de técnicos de una empresa suministradora de electricidad para que comprobaran el estado del contador, ya que cabía la posibilidad de que hubiera sido manipulado, extremo que confirmó el técnico añadiendo que se trataba de una manipulación muy bien ejecutada.

LOCAL EN BARAÑÁIN

Finalizado este primer registro el operativo policial se centró en un local situado en Barañáin en el que también se localizó cierta cantidad de droga oculta en una trampilla de un falso techo, así como otro hueco perfectamente disimulado tras una estantería en el que se ocultaba una importante cantidad de droga en diversos envases con distinción de la variedad.

También se localizó un cuarto cerrado con llave a modo de tienda donde presuntamente se suministraba y cobraba la droga, y en el que fueron encontradas básculas de precisión, calculadora, caja registradora, cierta cantidad de dinero en efectivo y numerosas bolsitas auto cierre de las utilizadas habitualmente para este tipo de transacciones. El local tenía instalado un sistema de video vigilancia para el control de los accesos al local.

Una vez que se finalizó este registro, se procedió a realizar un último registro en otro local de Barañáin, siendo necesaria para ello la colaboración del GIE (Grupo de Intervenciones Especiales) de Policía Foral para poder acceder a su interior. En este local destacan tres estancias. Una de ellas estaba dedicada a la germinación de las semillas y obtención de pequeñas plantas, aprehendiéndose 77 plantas.

Había además otra estancia bastante más grande dedicada al cultivo intensivo de plantas mediante cama hidropónica sobre bandejas con riego, ventilación forzada, iluminación artificial y climatización, donde se incautaron 40 plantas de tamaño medio. Y una tercera estancia dedicada al secado para la elaboración final. En este lugar se localizaron varios envases herméticamente cerrados, diversas bolsas de plástico con cogollos y un peso aproximado de 2,5 kg. Destaca que en unas cuerdas colocadas a modo de tendedero se localizaron 38 plantas en proceso de secado.

En este último local también se apreció, por parte de personal técnico de una empresa suministradora de energía eléctrica, una manipulación del contador para evitar que la factura de la luz fuera muy elevada y demostrara un consumo excesivo que diera lugar a sospechar alguna actividad ilícita. Igual que en el caso de la vivienda del barrio de Buztintxuri, a criterio del personal técnico, la manipulación estaba realizada de manera muy profesional.

Una vez finalizada la fase de registro se localizó al segundo detenido, hermano del anterior, E.R.D.L.S. de 38 años y natural de Pamplona.

En total, y dentro de este operativo policial especial, se han decomisado 5,2 kilos de marihuana, 300 gramos de hachís, 4 plantaciones con 200 plantas en diferente estado de crecimiento, 27.340 euros en efectivo y se ha desmantelado un importante sistema de cultivo de droga en una vivienda y dos locales, ha destacado la Policía Foral. Todo ello ha conllevado la detención de dos personas (hermanos) que ya han pasado a disposición judicial.

Las pesquisas han corrido a cargo de la Brigada de Judicial Norte de Policía Foral y el Grupo de Investigación de la Policía Municipal de Pamplona, coordinados por el Juzgado de Instrucción nº 4 de la capital navarra.

Consulta aquí más noticias de Navarra.