Pensionistas se manifiestan en BIlbao
Pensionistas se manifiestan en BIlbao EUROPA PRESS

La protestas se produce días después de que más de 35.000 pensionistas recorrieran las calles de la capital vizcaína para

rechazar la "mísera" subida que se ha aplicado a sus pensiones en los últimos años.

Los congregados han permanecido por espacio de media hora en el lugar y han coreado gritos contra Gobierno central, han pedido al PNV que "se moje" y han tenido palabras de recuerdo para quienes no han podido acudir a la protesta por estar ingresados en residencias o con dificultades de movilidad.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente de la asociación de jubilados de Bilbao, José Antonio Perera Ventura, ha afirmado que los pensionistas se encuentran "muy, muy enfadados", y esta es la causa por la que "que cada vez acude más gente a las movilizaciones", un número que "va a seguir aumentando", según ha puntualizado.

Los congregados han pedido a todos los alcaldes de las diferentes ciudades del Estado que coloquen "un lazo marrón" en la fachada de sus ayuntamientos como muestra de solidaridad con sus reivindicaciones.

Además, han advertido que, aunque "por el camino se quede la mayoría", los pensionistas continuarán reclamando "unas pensiones dignas". Según ha censurado Ventura, con la subida del 0,25% podría tomarse "un refresco en verano". "Pero, que se lo guarden", ha añadido.

El portavoz de los pensionistas ha asegurado que su preocupación son "las generaciones que vienen detrás, los hijos, los nietos". "No me cabe en la cabeza que se vaya a acabar la Seguridad Social. Queremos dignidad. No voy a dejar de luchar porque tengo hijos, nietos, y la derecha que no venga con tonterías aquí, que se puede, que hay dinero para todos", ha resaltado.

Los concentrados ante el Ayuntamiento de Bilbao, que se extendían

hasta la entrada del puente que conduce al edificio consistorial, han permanecido en varios momentos con los brazos en alto, mientras coreaban la frase "Manos arriba, esto es un atraco".

Además, han mostrado su satisfacción por la respuesta a la convocatoria del pasado viernes, que el Ayuntamiento cifró en 35.000 personas y que, según aseguran, "superó esa cifra". El próximo lunes, volverán a concentrarse ante los Consistorios de distintas localidades del territorio, como vienen haciendo durante las últimas semanas.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.