Contribuir a superar las limitaciones que se derivan de las discapacidades del alumno, favorecer su autonomía y desarrollar las habilidades y capacidades en competencia digital son algunos de los objetivos del programa InTICgrate, que desarrolla Columbares.

Este proyecto, del que se benefician 81 niños, es una medida de atención a la diversidad. Está financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y su ámbito de actuación son los centros educativos de educación infantil, primaria y secundaria de la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana.

Entre los ejes prioritarios del programa destacan la intervención individualizada con niños y jóvenes con diversidad funcional (discapacidad), el asesoramiento a familias en materia de tecnologías de la información y la comunicación, así como la coordinación con equipos directivos y concejalías de educación de los diversos ayuntamientos.

El programa utiliza las últimas tecnologías de la información y la comunicación para superar las limitaciones que se derivan de las discapacidades del alumno y en consecuencia el resto de capacidades lingüísticas, matemáticas o sociales, entre otras.

También tratan de estimular la autonomía del alumnado con necesidades educativas especiales, evitar la marginación y la brecha digital, manejando de forma autónoma o dirigida las TICs, según informaron fuentes de Portavoz en un comunicado.

Además, propician el acercamiento del alumnado al mundo científico tecnológico y potencian la disminución del sentido de fracaso académico y personal a través de la motivación que provoca la cultura digital.

Para ello, trabajan un informático y una educadora que, semanalmente, se desplaza a cada uno de los 10 centros adscritos al programa InTICgrate donde de forma personalizada se realizan los tratamientos, a través de la TIC, a los niños seleccionados.

Además, a través del blog 'http://www.columbares.org/inticgrate/' toda la comunidad educativa se hace partícipe de los fines del programa.

Consulta aquí más noticias de Murcia.