Protesta funcionarios justicia
Protesta funcionarios justicia EUROPA PRESS

Los grupos de la oposición en el Parlamento de Galicia -En Marea, PSdeG y BNG- han registrado una petición conjunta para urgir la comparecencia en la Cámara del vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Xustiza, Alfonso Rueda, sobre la huelga de funcionarios de la administración autonómica en esta materia y que este lunes inicia su tercera semana de paro indefinido.

En sendas ruedas de prensa, los portavoces de los grupos parlamentarios también han exigido cambios al frente de las negociaciones y que él mismo las encabeza, mientras que se releve de las conversaciones al director xeral de Función Pública, José María Barreiro.

Así, el portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, ha incidido en que "deben relevar" a este alto cargo de la Xunta, que "tuvo la indecencia de mandar a la emigración a sus trabajadores si no estaban de acuerdo con su oferta".

El magistrado en excedencia ha advertido de que los trabajadores "no quieren que les tomen el pelo" y ha insistido en que el Gobierno de la Xunta se subió "un 7,5%" su sueldo en los presupuestos que se aprobaron para 2017. Así, ha exigido trasladar el anunciado crecimiento económico a toda la población, en lugar de seguir con un "intento espureo de enfrentar" a todos.

"PROBLEMA DE SERVICIO PÚBLICO"

Luís Villares ha remarcado que se trata de un "problema de servicio público" y ha defendido que las reivindicaciones son "buenas" para el conjunto de la ciudadanía, más allá de los trabajadores del ámbito de la justicia que dependen de la Administración autonómica.

"Rueda debe de ponerse al frente y, si no es capaz de gestionar el conflicto, debe dimitir y marcharse", ha advertido Villares, quien también ha apostado por que se acepte la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais.

Aunque para el PSdeG "lo más importante" no es que Rueda "dé la cara" en el pleno, sino que lo haga "frente a los representantes de los trabajadores" para "desbloquear" una situación, también reclaman que acuda al Parlamento ante un "un problema demasiado serio para los ciudadanos y las empresas como para que la Xunta mire a otro lado".

Y es que, para el portavoz socialista en la Cámara gallega, Xoaquín Fernández Leiceaga, los actuales interlocutores de las negociaciones del Gobierno gallego -Barreiro y el director xeral de Xustiza, Juan José Martín- "no tienen la credibilidad necesaria" para llegar a un acuerdo porque carecen de "liderazgo" y de la "autonomía suficiente" para tomar decisiones que avancen en la solución del conflicto.

Por ello, los socialistas consideran que debe ser Rueda quien se ponga al frente de las conversaciones porque "su estatus" de vicepresidente autonómica le otorga "la capacidad política" necesaria "para poner fin a esta huelga".

De este modo, ha apuntado que este "pilotaje" de las negociaciones por parte de Rueda podría hacerse a través de la presentación "directamente" de una propuesta que "tenga en cuenta" la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais, o bien que sea este órgano quien interceda en el conflicto.

En este sentido, el socialista ha señalado que "ya hubo un intento de mediación" por parte del Consello Galego de Relacións Laborais "que iba bien encaminado" pero que "fue desautorizado por la Xunta". En esta línea, Leiceaga cree que "el desarrollo de las líneas" de la moción presentada por el PSdeG en la Cámara gallega en el mes de diciembre y aprobada "con el voto de Rueda" puede servir "de guía" para que las negociaciones sean "más sencillas".

EL BNG TACHA DE "HOOLIGAN" A RUEDA

Por su parte, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha propuesto este lunes a todos los grupos parlamentarios una declaración institucional de la Cámara para pedir que el Consello Galego de Relación Laborais medie entre Xunta y sindicatos en el marco de la huelga de justicia. Además, urge la comparecencia en el Parlamento del vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, a quien tacha de "hooligan".

En rueda de prensa este lunes, Pontón ha lamentado que comienza la tercera semana de huelga, de lo que responsabiliza a "la falta de diálogo de la Xunta de Galicia", que "no escucha y que está provocando que la situación se enquiste todavía más", pues "es lamentable ver a un gobierno que insulta a los trabajadores de la justicia".

En este sentido, censura que el Gobierno gallego "actúa con prepotencia" e "intenta criminalizar la huelga", mientras "se empeña en no ser una parte de la solución, sino una parte del problema". "Quien mantiene como rehenes a los ciudadanos es la prepotencia del Gobierno, la chulería con la que están actuando", recrimina.

Al respecto, acusa a Rueda de "comportarse como un hooligan", que "en vez de buscar soluciones, se comporta como un bombero pirómano en el medio de un incendio, echando más gasolina al fuego", e "impidiendo que todas las partes se sienten a negociar", dado que "el PP tiene una estrategia negociadora que está provocando un auténtico caos".

La nacionalista reclama que "la Xunta de Galicia acepte la mediación del Consello de Relacións Laborais" para que la negociación se retome, pues el Gobierno gallego "dinamitó los acuerdos" existentes mientras medió este órgano, en un momento en el que "había una solución sobre la mesa".

En esta línea, Ana Pontón achaca esta problemática a que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "no escucha" y "está encastillado en Monte Pío" con "una actitud prepotente e indiferente".

APOYO DEL PP A LA XUNTA

Preguntado por la petición realizada por la oposición y sobre la situación de la huelga en la justicia, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, ha manifestado el "apoyo" de su grupo a la actuación de la Xunta en este conflicto.

Pedro Puy ha esperado que haya "posiciones flexibles" por parte de todas las partes y ha manifestado que los populares "hacen votos por que haya un arreglo que sea satisfactorio para todos", incluido el "conjunto de la sociedad, que obviamente está padeciendo las consecuencias de esta huelga".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.