El libro tiene 15 capítulos donde se hace un abordaje "práctico, sencillo y actualizado al siglo XXI", de cómo funciona la coagulación de la sangre; cómo se diagnostican y tratan las enfermedades derivadas del mal funcionamiento de este proceso básico del organismo, han argumentando.

"Con este libro, queremos no sólo ayudar a profundizar en el conocimiento de esta disciplina a los hematólogos, sino también a internistas, médicos de urgencias, Atención Primaria, etc. porque la Hemostasia está muy presente en la práctica clínica habitual de cualquier centro sanitario, ya sea hospitalario o ambulatorio", ha explicado la doctora María Teresa Álvarez.

En este sentido, ambas expertas coinciden en que, "la Hemostasia debe contemplarse desde una perspectiva multidisciplinar en aras de una mejora en su calidad asistencial, docente e investigadora".

Asimismo, tanto la cardiopatía isquémica como el accidente cerebrovascular, ambas patologías trombóticas, son las principales causas de muerte en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, en España, el programa formativo en Hematología sólo dedica un 9 por ciento a la formación en Hemostasia, lo que para la doctora Soto es un "contrasentido, teniendo en cuenta que la Hemostasia es actualmente una de las áreas de conocimiento más importantes de la Hematología".

Así ha añadido que "no hay hasta el momento ningún texto en español que aborde esta subespecialidad en su conjunto. Los conocimientos sobre la misma están muy dispersos y disgregados, además de que la mayoría de las publicaciones de calidad al respecto están escritas en inglés".

ELEVADOS GASTOS EN FARMACIA HOSPITALARIA

Como aclara la doctora Soto, "de una u otra forma la Hemostasia compete a todas las especialidades médicas, a todos los aspectos de la asistencia tanto hospitalaria como ambulatoria de un paciente. También ha de tenerse en consideración que hay fármacos de uso muy común, como los antiagregantes o los anticoagulantes, cuyo efecto se ejerce a través de una alteración controlada de la hemostasia".

Desde el punto de vista de impacto económico, los tratamientos para la hemofilia y las coagulopatías congénitas se llevan unas proporciones muy elevadas de los gastos de la farmacia hospitalaria, tanto por la calidad de los productos que se emplean como por el impacto poblacional.

"Las patologías derivadas de alteraciones en la hemostasia son muy prevalentes, aunque se especializan en ellas muy pocos hematólogos. No obstante, cada vez hay más jóvenes interesados en este campo debido a que se está investigando mucho y son problemas que se encuentran en su día a día como médicos residentes o adjuntos", indica la doctora Álvarez.

Los ensayos clínicos que se están haciendo son punteros en nuevos productos, en biofármacos y/o anticuerpos monoclonales, y ya se está asistiendo a una verdadera revolución en cuanto al tratamiento.

En concreto, los ensayos con terapia génica en pacientes con hemofilia "están muy avanzados y pueden mejorar notablemente la calidad de vida de los pacientes con hemofilia o incluso suponer la curación de la enfermedad".

Consulta aquí más noticias de Asturias.