Valladolid. Juan Vicente Herrera celebración Estatuto
Valladolid. Juan Vicente Herrera celebración Estatuto EUROPA PRESS

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha considerado que el Estatuto de Autonomía que hoy cumple los 35 años es una "base formidable" para el progreso y el "futuro" de la Comunidad desde el diálogo sin perder la capacidad para avanzar en la consecución de acuerdos.

Herrera ha realizado estas declaraciones en las Cortes antes de participar en el acto conmemorativo que se ha celebrado este lunes en la sede del Parlamento, donde se ha entregado la Medalla de Oro de las Cortes a la Universidad de Salamanca en su VIII centenario.

El presidente de la Junta ha recordado que los 35 años de Estatuto ayuda a hacer balance de los "logros colectivos" alcanzados en, al tiempo que invita a reflexionar sobre los principales "retos" desde la "experiencia", algo que debe conducir "hacia el éxito".

De este modo, el presidente ha destacado el desarrollo económico como "claro protagonista" desde el punto de vista industrial, a lo que ha sumado como "reto" la agricultura y la ganadería del siglo XXI, algo que ha ligado a la PAC, cuya revisión que lleva a efecto en la Unión Europea actualmente y que supone una situación "muy trascendental" para la "base" del medio rural.

A estas cuestiones Herrera ha sumado el "fortalecimiento" en términos de "calidad y equidad" de los servicios públicos, a los que ha señalado como "clave de bóveda" del autonomismo útil, una cuestión que ha unido a la actual negociación de la reforma del la financiación autonómica que, como ha defendido, debe garantizar los recursos suficientes para apostar por el "fortalecimiento, calidad y equidad" de los servicios básicos y debe servir además para combatir el "principal" problema estructural de Castilla y León, el "envejecimiento" y la "pérdida" de población.

Tras reflexionar sobre la reforma del modelo de financiación autonómica el presidente no ha olvidado referirse al patrimonio natural y cultural de la Comunidad como un signo de "enorme potencial" enfocado al turismos de interior.

El presidente ha reseñado además como otro de los hitos de Castilla y León como autonomía la "estabilidad social y política" sobre la base de llegar a acuerdos, en este punto ha hecho referencia a las reformas del Estatuto de Autonomía alcanzadas en 1994, 1997 y 2007 que han llevado a la Comunidad a contar con una norma "de primera división".

"CAPACIDAD DE ENTENDERSE", "EJERCICIO VOLUNTARIO"

Así, ha defendido que la capacidad de llegar a acuerdos adquiere una importancia especial en esta legislatura ante la ausencia de una mayoría absoluta y donde la capacidad de entenderse "además de un ejercicio voluntario, es un ejercicio necesario para que no haya un bloqueo político o institucional como el que casi se produce en España".

De este modo, el presidente ha aprovechado el aniversario del Estatuto de Autonomía para apelar al resto de grupos parlamentarios a cerrar acuerdos y ha recordado los alcanzados desde 2015 en torno a la defensa común de los intereses de la Comunidad en el proceso de reforma de la financiación autonómica y el pacto en torno a la reindustrialización.

AVANZAR EN ACUERDOS

En este punto, Herrera ha reseñado la necesidad de avanzar en el modelo de ordenación del territorio "pacto en la legislatura anterior" y cuya ordenación de los mapas rurales es una "asignatura pendientes". "Es un buen momento para avanzar en esa cuestión, no por forma parte del programa de gobierno de la Junta, sino porque hablamos de un proyecto necesario e imprescindible para garantizar la prestación de servicios pequeños", ha destacado.

El presidente de la Junta ha llamado a los grupos a avanzar además en una nueva reforma del Estatuto de Autonomía sobre lo que la Junta "cumplió con su obligación" con el envío de una propuesta que hubiera podido significar la base para debatir, no obstante ha defendido que, ante la imposibilidad de avanzar en la reforma, el Ejecutivo ha logrado suplir la reforma mediante la aplicaciones de leyes.

En concreto ha considerado que la reforma debería incluir un suelo social que comprometa un gasto público fundamental, algo que, como ha reconocido, no se ha sabido pactar pero que se ha avanzado con normas que recogen ese suelo, a las que ha sumado acciones en materia de conciliación o la red de protección para personas vulnerables como la actual.

También ha defendido una reforma para "fortalecer" el papel de las entidades locales como prestadoras de servicios de proximidad, para lo que la Junta ha presentado un Proyecto de Ley que crea consejo de ciudades y provincias.

Por último y como tercera mejora ha defendido las medidas en materia de calidad democrática. "Tampoco hemos sido capaces de avances, hemos aprobado leyes y proyectos en esta materia como la Ley de los Altos Cargos", ha reseñado.

Para cerrar su intervención ante los medios ha defendido el diálogo como base tanto desde el Diálogo Social, como el Institucional o el Civil. "Dentro de las características de la legislatura creemos que el

modelo autonómico y el Estatuto de Autonomía ha hecho un aportación muy positiva a la calidad de vida de los ciudadanos de Castilla y León y sigue siendo una base formidable para seguir construyendo el futuro y el progreso de la Comunidad", ha aseverado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.