Planta depuradora.
Planta depuradora. GOBIERNO DE ARAGÓN

El objetivo principal es que las actividades industriales, comerciales o de servicios existentes en la Comunidad viertan las aguas residuales a colectores y estaciones de depuración en el marco establecido en las normas de protección de las infraestructuras de saneamiento y depuración y del medio ambiente.

De igual modo, la labor de control, prevención e inspección permite a la Administración prestar apoyo y asesoramiento técnico a las empresas para la mejora medioambiental de sus vertidos industriales y procesos productivos.

Las plantas en funcionamiento, que determinan la posibilidad de inspeccionar los vertidos que se reciben, son 36 EDAR, construidas y gestionadas por el IAA; 139 EDAR en régimen de concesión administrativa y 37 EDAR gestionadas en virtud de otro título.

Las inspecciones en materia de vertidos se realizarán por el personal técnico del Instituto Aragonés del Agua, los Agentes de Protección de la Naturaleza u otros agentes de la autoridad en ejercicio de funciones inspectoras.

A tal objeto, están facultados para acceder libremente a todo tipo de terrenos e instalaciones sujetos a inspección, practicar cualquier diligencia de investigación, examen o prueba que consideren necesaria para comprobar que las disposiciones legales se observan correctamente, tomar o sacar muestras de sustancias y materiales, realizar mediciones, obtener fotografías, vídeos, grabación de imágenes, y levantar croquis y planos, notificándose a la persona titular o a su representante.

Asimismo, tienen el acceso en funciones de inspección, que conllevará obligatoriamente el levantamiento de la correspondiente acta de visita de inspección, que deberá reflejar todas aquellas circunstancias y anomalías que requieran, a juicio del inspector, actuaciones tendentes a su corrección para dar cumplimiento de lo establecido en la normativa aplicable o en la autorización de vertido. Una copia del acta se entregará, en el momento o con posterioridad, a la persona titular de los terrenos o instalaciones.

También la ejecución material de las tareas de toma de muestra, custodia, transporte y realización de analíticas se podrá encargar a las entidades colaboradoras que se hallen inscritas en el registro administrativo existente en el IAA.

Se realizan inspecciones tanto programadas como no programadas tanto en las plantas depuradoras y colectores como a los vertidos de aguas residuales para garantizar la adecuada protección del funcionamiento de las instalaciones y de la verificación de las condiciones y características de los vertidos realizados a la red municipal.

INSPECCIONES

El Instituto Aragonés del Agua ha realizado un total de 79 inspecciones a los diferentes sectores con actividad industrial en Aragón, centrando la labor inspectora en el sector cárnico y vitivinícola con un total de 18 actuaciones de prevención y control, seguido del sector de la lavandería industrial, con 9 inspecciones específicas y el sector conservero, con 6 inspecciones.

Por provincias, las actividades industriales de la provincia de Zaragoza fueron las más inspeccionadas (42 inspecciones), seguidas de las de Teruel (23 inspecciones) y Huesca (14 inspecciones).

De las 79 inspecciones practicadas se han detectado incumplimientos en 26 empresas, lo que supone casi el 33 por ciento de las industrias inspeccionadas. Los sectores que presentan mayores dificultades para cumplir la normativa medioambiental en materia de vertidos son los destinados a las conservas, elaboración de vino y las lavanderías industriales.

Los 24 expedientes tramitados en este ejercicio 2017, han finalizado con diferentes sanciones económicas, con cuantías que oscilan entre los 300 euros hasta 10.500 euros.

Asimismo, con carácter excepcional, se ha aprobado un Programa de Seguimiento de Vertidos por el que se establecen medidas de seguimiento y control específico a una mercantil, dada su naturaleza reincidente en incumplimientos en materia de vertidos.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.