Pastillas
Medicamentos en forma de pastillas. GTRES

Siempre ha existido una sombra de duda de hasta dónde llega el efecto placebo y hasta dónde la efectividad real de los fármacos antidepresivos.

Pues bien, es cierto que el efecto placebo en fármacos es "extraordinario", especialmente a la hora de tratar la depresión grave (un tercio de los pacientes mejoran solo con pastillas azucaradas), pero su efectividad es innegable según las conclusiones de un equipo de científicos que ha analizado más de medio millar de ensayos clínicos protagonizados por 21 fármacos de este tipo y en los que participaron más de 115.000 adultos.

En dicho estudio, conducido por Andréa Cipriani de la Universidad de Oxford y publicado recientemente en The Lancet,  el 60% de los pacientes que toma un antidepresivo real mejora a los dos meses de iniciar el tratamiento, con en torno a un 50% de reducción de sus síntomas. 

Bien es verdad, que esa efectividad varía mucho en función de cada fármaco, pero los autores del informe, cuya elaboración ha llevado seis años, confían en que su labor contribuya a eliminar las dudas respecto a estos tratamientos.

El antidepresivo más eficaz es la Amitriptilina, que es la sexta mejor tolerada, seguida de la Mirtazapina, la Venlafaxina y la Paroxetina. Los tres antidepresivos que mejor relación tienen entre eficacia y tolerabilidad son la Agomelatina, Escitalopram y Vortioxetina.

No obstante, los autores del estudio dejan claro que no se pueden sacar conclusiones precipitadas de este ranking, que son los profesionales de la salud los que deben valorar a cada paciente para prescribir el mejor fármaco en cada caso.