Börje Ekholm
El consejero delegado de Ericsson, Börje Ekholm, durante la rueda de prensa que ha ofrecido EN EL mwc 2018. Alberto Estévez / EFE

El consejero delegado de Ericsson, Börje Ekholm, ha destacado la necesidad de que los gobiernos "faciliten un nuevo espectro radioeléctrico disponible, sobre todo en las bandas medias y altas", de cara al despliegue del 5G.

En declaraciones a la prensa en el marco del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, Ekholm ha señalado que la disponibilidad de espectro es un aspecto "crítico para la capacidad y el desempeño del 5G", así como la necesidad de "un ambiente regulatorio estable, como fundamento para la infraestructura de la tecnología 5G".

"En breve, los gobiernos deberán empezar a ver la infraestructura móvil como un recurso nacional crítico y no solo como una industria a la que hay que gravar", ha asegurado el consejero delegado de Ericsson, quien ha añadido que "la capacidad de innovación de un país se construye sobre una fuerte infraestructura móvil".

Ekholm ha manifestado que este 2018 se verán las primeras "entregas comerciales" de dispositivos con 5G, una tecnología que se expandirá en 2019 y se consolidará en 2020, según la compañía sueca.

El consejero delegado de Ericsson ha asegurado que los primeros casos de uso de la tecnología 5G serán para dispositivos de "banda ancha móvil mejorada", por los que está apostando mayoritariamente la industria estadounidense.

En Asia, en cambio, Ekholm ha señalado que "la discusión sobre el 5G está enfocada más en el uso industrial de internet, en cómo serán las fábricas del futuro", y ha agregado que en Norteamérica se necesita "más disponibilidad de banda media en el espectro para que crezca el enfoque hacia el internet industrial".

En cuanto a Europa, Ekholm ha manifestado que "tiene una serie de problemas que resolver, como la disponibilidad de espectro, la estabilidad regulatoria, el crecimiento económico de la región y las leyes de privacidad de datos; problemas que deberán resolver para poder desarrollar el 5G en toda su capacidad".

Ekholm ha afirmado que para hacer un despliegue correcto del 5G "se necesitan conseguir resultados exitosos en tres áreas clave: mayor eficiencia, una digitalización que mejore la experiencia del usuario y abarate el coste, e identificar nuevos recursos para poder financiar la innovación".

El consejero delegado de Ericsson ha destacado la importancia de adaptarse de forma temprana a una nueva tecnología como el 5G, pues "hemos visto que aquellas empresas que llevaron la delantera con el 4G han tenido una tasa de crecimiento anual compuesta un 10% mayor que el resto de empresas".

La compañía sueca no quiere quedarse atrás en el despliegue del 5G, y por eso mismo Ekholm ha anunciado que su empresa ha firmado el primer acuerdo de licencia en 5G, 38 acuerdos bilaterales con proveedores para hacer pruebas de campo y otros contratos comerciales para implementar el 5G que anunciarán próximamente.

Sin embargo, Ekholm ha afirmado que han pedido a sus usuarios "que no esperen al 5G", sino que usen "el 4G como fundamento para el 5G", y por este motivo Ericsson ha desarrollado "sistemas de radio 4G capaces de soportar el 5G solo con una actualización, lo que facilitará la migración en las bandas existentes".

El consejero delegado también ha resaltado que "en los últimos años está quedando claro que el 5G y el Internet de las Cosas (IoT) -es decir, la aplicación de las nuevas tecnologías a objetos de la vida diaria- son parte de la misma discusión estratégica".

Es en este sentido por lo que Ericsson también ha anunciado que incrementarán su compromiso con el desarrollo de la inteligencia artificial, pues consideran que "es la llave para el futuro" y "permitirá abordar la complejidad que vendrá con el 5G y las IoT".