Formación trabajadores
La formación de los trabajadores es clave para desarrollar el talento de las compañías. GTRES

Las continuas innovaciones que brindan las nuevas tecnologías están revolucionando la manera en que los trabajadores adquieren y mejoran sus habilidades. El futuro (y el presente ya) de la formación laboral pasa por el aprendizaje personalizado, los dispositivos móviles o una formación multidimensional porque hay muchas generaciones en el lugar de trabajo.

Es lo que señala el estudio 'Formación en el Trabajo 2018', realizado por la plataforma global de formación en línea Udemy. El informe se basa en los patrones de aprendizaje de más de 18 millones de usuarios y una encuesta realizada a más de 200 responsables de formación y desarrollo.

Según este estudio, las cinco tendencias que dominarán la formación laboral dentro de las empresas en este año son:

El poder de los algoritmos

Dada la constante evolución del mundo laboral, las carreras profesionales ya no siguen un camino predecible y cada año emergen nuevas profesiones. Los empleados llegan a las compañías con habilidades muy potenciadas y con un déficit en otras. En este aspecto, los algoritmos ayudarán cada vez más a analizar los patrones de aprendizaje de cada empleado e incluso su "ruta de aprendizaje", por lo que ofrecen recomendaciones personalizadas de formación

El móvil gana terreno

Como sucede a la hora de comprar ropa o reservar mesa en un restaurante, los trabajadores quieren formarse en cualquier lugar y en cualquier momento. Se espera que aplicaciones como la realidad aumentada, la realidad virtual y el 5G disparen aún más el consumo de vídeos en los móviles. Según los datos de Udemy, el consumo de cursos en línea a través de dispositivos móviles aumentó en un 50% de 2016 a 2017, frente al 7% de crecimiento que experimentó entre 2015 y 2016.

Varias generaciones en el trabajo exigen una formación multidimensional

A los Millenials (23 a 35 años) y la Generación X (36 a 55 años), se suma la conocida como Generación Z (18 a 22 años) empezando a formar parte de la fuerza laboral, y los Baby Boomers (más de 56 años) retirándose del mercado laboral más tarde de lo previsto. De esta forma, las empresas se encuentran con trabajadores de cuatro generaciones diferentes que también aprenden de manera distinta y tienen preferencias de aprendizaje diferentes.

Trabajar los puntos débiles

Los departamentos más técnicos buscarán mejorar sus habilidades "suaves", (como las comunicativas y sociales), mientras que, por ejemplo, los equipos de Marketing o Recursos Humanos se centrarán en perfeccionar sus conocimientos analíticos; y los equipos de Customer Service se centrarán en pulir sus dotes de comunicación y gestión de datos.

Habilidades en auge

Las cuatro habilidades que cualquier empresa que quiera mantenerse competitiva y puntera no debería perder de vista son el nuevo lenguaje de programación Kotlin, las redes neuronales artificiales o deep learning, la gestión de proyectos o el sistema de mensajería Apache Kafka. La formación a empleados en estas cuatro áreas, entre otras, puede marcar la diferencia entre una empresa y otra del mismo sector.