Representantes de la Generalitat y la alcaldía de Barcelona han aparcado por un día sus diferencias con el rey para escenificar el apoyo común al Mobile World Congress (MWC) durante la inauguración de esta importante feria tecnológica internacional.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que este domingo no quiso recibir a Felipe VI a su llegada al Palau de la Música para presidir la cena de bienvenida al MWC, ha compartido esta mañana con el Monarca una reunión sobre las principales novedades del Congreso y la foto inaugural de la feria, aunque en una discreta posición.

Además, a diferencia de la cena del Palau, a la que no asistió ningún representante de la Administración autonómica catalana, tanto el secretario general de Presidencia de la Generalitat, Joaquim Nin, como el del departamento de Empresa y Conocimiento, Pau Villòria, formaban esta mañana parte de la comitiva oficial y han saludo al Rey antes de la foto de grupo.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, acompañan a don Felipe en esta visita inaugural junto a la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat -municipio que alberga el recinto ferial del MWC-, Nuria Marín (PSC), y representantes de todos los grupos municipales de Barcelona salvo ERC y la CUP.

El Rey Felipe VI ha iniciado pasadas las 10 de esta mañana la visita inaugural del Mobile World Congress (MWC) 2018, que en su decimotercera edición en Barcelona prevé 108.000 asistentes, la misma cifra registrada durante el año pasado, y un impacto económico de 471 millones de euros.

El congreso tiene lugar desde este lunes al jueves en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, con actividades paralelas en el recinto Montjuïc y otros múltiples eventos en la capital catalana y L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

El recorrido inaugural incluye la GSMA Innovation City -espacio de la feria que muestra avances tecnológicos aplicados-, los pabellones de España y Catalunya, y el expositor de la Mobile World Capital.

Cena con el Rey

La alcaldesa Ada Colau y el presidente del Parlament, Roger Torrent, no asistieron a la recepción del Rey Felipe VI por el MWC, pero sí a la cena del domingo en el Palau de la Música Catalana, de la que ha destacado que "dentro de lo que cabe fue bien".

"Es una cena que organiza la GSMA en nuestra ciudad, por lo que evidentemente teníamos que estar", ha aseverado, y ha explicado que pudo hablar unos minutos con el Rey antes de comer y le trasladó que su negativa a acudir al 'besamanos' no era personal sino que pretendía reflejar el malestar de parte de la sociedad catalana por la actitud del monarca tras el 1-O.

"El Rey fue muy educado y, resumidamente, me dijo que su papel era defender la Constitución", a lo que ha explicado que ella le respondió que había muchas formas de defenderla.

Ha relatado que también saludó a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aunque no llegó a "hablar con detalle" con ella, y que no pudo hacerlo luego porque, pese a estar sentadas en la misma mesa, estaban a varios metros de distancia, ha dicho.

Preguntada por la protesta del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Jesús María Barrientos, y otros miembros de la magistratura por un discurso de Torrent en el Colegio de Abogados de Barcelona (Icab) en el que habló de presos políticos, ha dicho no entender que abandonaran la sala.
"Entiendo que miembros del poder judicial no lo compartan ni aplaudan, pero me sorprende que algunos de sus miembros tuvieran una actitud tan política y partidista", ha valorado.

Colau dice que la GSMA y no cuestiona seguir en Barcelona

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este lunes que en la GMSA, la asociación que agrupa la industrial del móvil y que impulsa el Mobile World Congress (MWC), "están muy contentos de cómo está yendo todo" y no se cuestiona la continuidad del evento en la capital catalana.

"Nadie lo ha cuestionado y hay un compromiso firmado en un convenio hasta 2023", ha recordado en una entrevista de Rac1 el mismo día en el que abre puertas el congreso internacional del móvil.

Colau ha defendido que todas las administraciones, "también el Gobierno del Estado", trabajan para la continuidad del MWC en Barcelona, y que así lo expresan tanto en público como en privado.

Sin embargo, varias voces en el Gobierno central han advertido de que el congreso podría irse de Barcelona si no hay estabilidad, ante lo que la alcaldesa ha reivindicado que lo que ha "asustado" a la GSMA fueron las cargas policiales del 1 de octubre y la declaración de independencia.

Por ello ha llamado a todas las instituciones a dejar de lado las divergencias políticas y a trabajar "para hacer que el congreso, la ciudad y la economía funcionen".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.