La última semana del mes de febrero se caracterizará por la entrada de diversos frentes que dejarán abundantes precipitaciones en toda España y un significativo descenso de las temperaturas, lo que propiciará nevadas en cotas muy bajas del norte peninsular.

Un total de 22 provincias estarán este martes en alerta por riesgo de temperaturas mínimas, nevadas, fuerte viento y fuerte oleaje. Según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la llegada de un tren de borrascas atlánticas a la Península, una de ellas ya nombrada como Emma, dejará los próximos días nevadas en cotas muy bajas, lluvias abundantes y generalizadas y rachas fuertes o muy fuertes de viento.

Las nevadas estarán asociadas al choque de dos masas de aire muy diferentes: una procedente del nordeste peninsular caracterizada por ser de aire polar continental, fría y seca, y otra de aire atlántico que avanza desde el suroeste, húmeda y mucho más cálida.

Entre el martes y miércoles, esta situación dará lugar a precipitaciones, inicialmente en forma de nieve en cualquier cota de amplias zonas de la mitad norte peninsular, que se irán transformado en lluvia de sur a norte a medida que la cota de nieve ascienda con el avance de la masa cálida atlántica. A partir del jueves y durante el resto de la semana, es muy probable que las nevadas queden restringidas a zonas de montaña.

En cuanto a las lluvias, los modelos prevén un episodio duradero de paso continuo de frentes, con lluvias generalizadas, más abundantes en la vertiente atlántica y litoral mediterráneo andaluz y más ocasional en el resto del litoral mediterráneo.

Se espera que durante esta semana se recojan acumulaciones superiores a 150 litros por metro cuadrado en extensas zonas, a los que habrá que añadir, a partir del jueves, el aporte adicional de agua proveniente del deshielo debido a la fluctuación de la cota de nieve.

Una nevada colapsa Roma

Por otra parte, Italia ha sido azotada por una ola de frío siberiano que ha dejado intensas nevadas en localidades como Roma o Nápoles, provocando importantes problemas en los transportes y el cierre de las escuelas.

La ola de frío siberiano, que han llamado Burian, llegó el domingo a Italia y ha provocado también un frío intenso que ha llegado hasta los 20 grados bajo cero en algunas localidades. Este lunes alcanzó el centro del país y Roma, donde no nevaba con tanta intensidad desde 2012.

Una copiosa nevada cayó durante más de ocho horas en la capital, provocando problemas de circulación urbana, en los ferrocarriles y enormes retrasos en los aeropuertos romanos de  Fiumicino y Ciampino, donde tuvieron que ser cerradas durante algunas horas algunas pistas para proceder a retirar la nieve.

Además de Roma, la ola de frío ha afectado a regiones como Nápoles, Los Abruzos, Umbria o Pescara, así como otras ciudades cercanas al mar Adriático.  En varias se están ocupando de las personas sin techo informándoles de donde pueden encontrar refugio, mientras que en la capital se dejó abierto el metro para que pudieran dormir dentro de las estaciones.

Las previsiones meteorológicas avisan de que la ola de frío continuará hasta el viernes 2 de marzo con temperaturas bajo cero en todo el país y nuevas nevadas en el norte al inicio de la próxima semana.

Dos muertos en Francia por la ola de frío siberiano

La ola de frío siberiano que atraviesa Francia mantiene en alerta a las autoridades después de que el inicio de las bajas temperaturas haya causado ya la muerte de dos personas. El cuerpo de un sintecho de 35 años fue encontrado el domingo en Valence, en el sureste del país, después de una noche en la que los termómetros marcaron hasta -3 grados en esa ciudad.

Otro varón de 62 años fue hallado muerto el pasado viernes en la cabaña en la que vivía en un bosque de Yvelines, al oeste de París, también como consecuencia del frío, acentuado ahora por el viento que llega del noreste y que se espera que alcance temperaturas de hasta -10 grados. Debido a esta ola de frío, bautizada como "Moscú-París", el servicio de previsiones meteorológicas Météo France mantuvo este lunes tres departamentos del sureste del país en alerta naranja (nivel tres de cuatro).