Manifestación de la Rede Galega de Apoio ás Persoas Refuxiadas
Manifestación de la Rede Galega de Apoio ás Persoas Refuxiadas EUROPA PRESS

La Rede Galega de Apoio ás Persoas Refuxiadas ha congregado a unas 40 personas en la manifestación celebrada este domingo en Santiago para denunciar la "situación actual de las personas refugiadas" e instar el "cambio de las políticas de atención" a los migrantes impuestas por la Unión Europea.

En declaraciones a Europa Press durante la manifestación, el presidente del Foro Galego de Inmigración, Miguel Fernández, ha asegurado que, tras haber pasado "ya dos años desde el cierre de fronteras", todavía "no se están produciendo los procesos de acogida oportunos" para las personas refugiadas.

En este sentido, ha apuntado como "responsable" a las políticas de la Unión Europea, ya que "es la que debe coordinar las actuaciones" de acogida, para luego "combinar la acción" con el Gobierno central y el propio gobierno de la Xunta.

Así, en referencia al caso gallego, Miguel Fernández ha apuntado que, entre los "pocos" refugiados llegados a Galicia, "hay dos familias" ubicadas en los municipios de Sarria y Lugo, que "tras haber agotado" la ayuda estatal que concede el Gobierno durante 18 meses para las personas con 'status' de refugiado, "actualmente se encuentran sin ningún tipo de subvención y prácticamente en la calle", lo que, para el presidente del Foro Galego de Inmigración, demuestra que "la Xunta hace lo mínimo".

Asimismo, la Rede Galega de Apoio ás Personas Refuxiadas también denuncia que la situación de este colectivo "tiene que ver con el tratamiento a las personas migrantes" por parte del Estado español, al incluir "vallas y fronteras", no solo físicas, sino también "dentro del acceso a la sanidad o a los derechos sociales básicos", entre otros.

Además, Fernández ha pedido a los gobiernos y a la ciudadanía "reflexión" sobre el panorama actual, ya que en el caso de España corresponde una acogida de "menos de 20.000 personas", algo "perfectamente asumible para el país y su nivel de vida".

PASADO Y FUTURO

El objetivo de la protesta, en palabras de Miguel Fernández es, en primer lugar, "intentar cambiar políticas", algo que en su opinión "resulta muy complicado". Por ello, ha manifestado que, "al menos", se pretende que la gente "tome conciencia" de que la situación actual "provoca que muchas personas mueran".

Para situar el contexto, en declaraciones realizadas a Europa Press, el presidente del Foro Galego de Inmigración, ha explicado que hace dos años las personas en busca de asilo en territorio europeo "fueron trasladadas a Turquía", porque "si no las vemos parece que ya no existen" y "no salen en los telediarios".

Entonces, según Fernández, "muchas personas" empezaron a desplazarse por el norte de África y "empezaron a cruzar" desde Libia a Italia, "muriendo en el Mediterráneo". Ante tal situación, ha asegurado, se "intentó cerrar su paso" a través de "policías y fuerzas de seguridad".

A partir de ese momento, el presidente del colectivo en defensa de la inmigración ha señalado que "vienen cara a Marruecos e intentan pasar por España", lo que provoca un "aumento muy grande del número de solicitudes de asilo" en este último año en España y "la muerte de más personas que se juegan la vida y mueren en el mar" por el cierre de fronteras.

OTRAS INICIATIVAS

Miguel Fernández ha apuntado que la Rede Galega de Apoio á Inmigración lleva "bastante tiempo trabajando", con "dos años de actividades de protesta".

En concreto, ha informado de que esta semana contaron con la presencia de dos activistas de Madrid que trabajan en temas de acogida y "presentaron alternativas para el trabajo con este colectivo".

PROTESTA TAMBIÉN EN A CORUÑA

Por otra parte, en cuanto a las manifestaciones, ha señalado a la celebrada el pasado miércoles en Vigo, el jueves en Santiago, el viernes en A Coruña y el sábado en Ferrol, así como a la protesta paralela realizada este domingo en A Coruña y Santiago, para "intentar trabajar a nivel de toda Galicia".

Sobre esta última manifestación en A Coruña, otra de la portavoces de la Rede, Isabel Rey, ha asegurado que la acogida "ha sido buena" y la gente "está reaccionando en redes sociales con la campaña de firmas", lo que pone de manifiesto "una reactivación" de la ciudadanía "cuando se da cuenta de que España está violando los derechos humanos".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.