Cuadro de Degas
Fotografía facilitada por el Ministerio de Cultura francés del cuadro hallado en el maletero de un autobús a unos 40 km de París. EFE

La investigación abierta sobre la autoría de un cuadro hallado recientemente en el maletero de un autobús a unos 40 kilómetros de París apunta a que es una obra de Edgar Degas robada en 2009 durante una exposición en Marsella, indicó el Gobierno francés.

En un comunicado emitido este viernes, los ministerios de Cultura y Hacienda informaron de que "los primeros elementos" del peritaje realizado por técnicos del Museo de Orsay de París, a cuyos fondos pertenece Les Choristes (Los coristas), confirman esa hipótesis.

El cuadro fue encontrado el pasado día 16 por los aduaneros durante un control fortuito en el área de Ferrières en Brie, en la autopista A4, pero ninguno de los ocupantes del autobús se atribuyó su propiedad y todavía no se ha podido determinar quién lo puso allí.

Les Choristes es lo que se conoce como un monotipo, a medio camino entre la pintura y el grabado, que Degas realizó poco antes de ser presentado en la exposición impresionista de 1877.

La obra formaba parte entonces de la colección de Gustave Caillebotte y desde 1894 pasó a colecciones nacionales francesas.

Según el propio creador, representaba una escena de la ópera Don Juan, en concreto el final del primer acto, cuando se celebra el compromiso entre Massetto y Zerlina.

Con un valor estimado en unos 800.000 euros, la obra fue sustraída del Museo Cantini de Marsella (noreste de Francia), donde estaba en préstamo, a finales de diciembre de 2009.

La ministra francesa de Cultura, Françoise Nyssen, celebró el "feliz redescubrimiento de una obra preciosa (...) cuya desaparición constituía una gran pérdida para el patrimonio impresionista francés" y destacó el trabajo de los aduaneros.

En una de las últimas operaciones de ese cuerpo, en octubre de 2017, se incautaron en la Estación del Norte de París de ocho antigüedades egipcias de hace más de 3.000 años que transportaba en sus maletas un hombre residente en el Reino Unido, piezas que han podido ser devueltas a las autoridades de Egipto.

En julio de 2015, los aduaneros franceses interceptaron en Córcega un velero en el que había un Picasso, Tête de jeune fille (Cabeza de joven), que iba camino de Suiza. En este caso, el cuadro fue restituido a España.