Durante el transcurso de la visita a estas instalaciones, Fernando Clavijo explicó que este parque, que fue declarado de interés estratégico por el Gobierno de Canarias, es el segundo de los nueve que están previsto en Tenerife y que se incluyen en la última convocatoria de retribución específica que se aprobó en diciembre de 2015 para la instalación de 436,3 megavatios de potencia eólica en Canarias.

Asimismo, el presidente señaló que no cabe duda de que Canarias "está dando todos los pasos para ligar su futuro más inmediato a las energías renovables". "Este parque es un ejemplo de ello, una apuesta, además, de capital cien por cien canario que no solo genera economía, sino puestos de trabajo y permite que el talento canario se quede en nuestra tierra", añadió.

De la misma forma, Fernando Clavijo se refirió al anuncio de este pasado viernes del segundo cupo de energía eólica de esta legislatura y que es fruto del trabajo del Gobierno de Canarias con el Gobierno de España, y que calificó como "una excelente noticia que nos acerca a los objetivos marcados". Igualmente, recordó que el desarrollo de las renovables estuvo paralizado por diez años, desbloqueándose al inicio de la actual legislatura.

El parque Tagoro Risco Blanco cuenta con siete aerogeneradores que han supuesto una inversión de 25,1 millones de euros. Su puesta en marcha supone una reducción anual de 37.012 toneladas de CO2 a la atmósfera en las centrales eléctricas de generación térmica en Canarias y ha permitido 115 puestos de trabajo en su fase de construcción y 32 en la fase de mantenimiento y explotación de la estación.

DEL 10 AL 20%.

Fernando Clavijo hizo hincapié en los importantes avances en materia de energía renovable que se han conseguido desde comienzo de la legislatura y que, al cierre de este año, permitirán incrementar del 10 al 20 por ciento la implantación de energías limpias en Canarias.

"A día de hoy, Canarias cuenta con un 20% más de potencia eólica instalada de la que había cuando comenzó la legislatura, en julio de 2015", apuntó el presidente, que insistió en que en 2017 la totalidad de la energía renovable implantada en España se llevó a cabo en Canarias.

Por su parte, el consejero Pedro Ortega explicó que, en la actualidad, hay ocho parques eólicos operando Tenerife: uno en Buenavista, tres en Granadilla y cuatro en Arico de los que dos parques (Tagoro Risco Blanco y La Morra) son de nueva construcción. La potencia eólica generada por todos ellos suma un total de 59,85 megavatios.

Además, añadió que hay otros cuatro parques eólicos que están en estos momentos en construcción en Arico y que suman una potencia total de 64,36 megavatios, aparte de otras tres instalaciones eólicas (dos en Granadilla y uno en Arico) que están pendientes de obtener próximamente la autorización administrativa y que suman un total de 75,8 megavatios.

La puesta en marcha de los nuevos parques permitirá elevar hasta los 200 megavatios la potencia eólica instalada en Tenerife.